Polémicas sobre la “Waterboarding” de EE.UU.

Se desataron las polémicas sobre el uso de la tortura de parte de las fuerzas armadas de EE.UU.


 

No es novedad que el gobierno norteamericano usa la tortura para intimidar, fue usada en Korea, en Filipinas, en Afganistan, en Pakistán y es público el caso de Bradley E.Manning, joven analista de inteligencia del Ejército de los Estados Unidos. Se hizo conocido por la filtración, según los denunciantes, en el sitio de internet WikiLeaks de video del ejercito norteamericano matando a un grupo de civiles de Irak donde también se encontraban dos periodistas de la agencia Reuters. Además de ser acusado de haber filtrado documentos acerca de la Guerra de Afganistán y cables de  Embajadas Norteamericanas.

La “Waterboarding” no tiene nada de curativo, es una técnica de tortura que permite el gobierno de EE.UU. consistente en usar un chorro de agua contra sospechosos de terrorismo. Fuentes del gobierno norteamericano  aducen que de esta manera se pudieron abortar atentados terroristas.

Crece la polémica si en pleno siglo XXI el mundo puede permitir este tipo de torturas para beneficio de un pueblo. Queda abierto el interrogante.