7 Tips para CUIDAR Tus EMOCIONES y Convertirlas en Tus MEJORES AMIGAS de Vida

Solemos prestarle muy poca atención a nuestras emociones hasta que éstas se desbordan, haciendo que cuidar las emociones y la salud mental sea un tema complicado. La importancia de cuidar nuestras emociones radica principalmente en lo que ellas desencadenan en nosotros, sobre todo cuando no son controladas a tiempo.

Nuestras emociones son parte de nuestra esencia, en mayor o menor medida, por lo que no es recomendable que las reprimamos; de hecho, saber cómo podemos cuidar nuestras emociones nos ayudará a ser inteligentes emocionales. Existen varios consejos para cuidar las emociones que juntos serán la clave para nuestro bienestar. ¿Quieres conocerlos? ¡Sigue leyendo!

7 recomendaciones para cuidar nuestras emociones de forma efectiva

A diario llevamos una rutina de cuidado físico que nos ayuda a sentirnos bien con nosotros mismos, pues de la misma forma debemos tratar las emociones, positivas o negativas, para que éstas no dominen nuestro accionar. Para tener una salud emocional efectiva, les traemos una serie de consejos para cuidar las emociones que podemos utilizar como buenos hábitos. Veamos cuales son:

  1. Ser consciente de las emociones: La reflexión nos lleva al autoconocimiento y a la preparación de una forma sencilla, por lo que tomarnos un momento para pensar en lo que sentimos, cómo lo sentimos y cómo lo manejamos nos ayudará considerablemente a cuidar las emociones y la salud mental al 100%.
  2. Aceptar cada emoción y sentir: Para entender la importancia de cuidar nuestras emociones y aprender sobre el autocontrol, debemos primero aceptar cada cosa que sentimos. Se trata de un ciclo entre conocer, aceptar, sentir y expresar, siempre de una forma que no sea destructiva.
  3. Cumplir las exigencias de cada emoción: Nuestras emociones se relacionan directamente con nuestras necesidades, por lo que es importante aprender a definir dicha necesidad. De esta manera, podremos obtener un equilibrio entre lo que queremos y lo que sentimos.
  4. Tomar decisiones sobre nuestras acciones: Como dijimos anteriormente, las emociones influyen directamente en nuestras acciones, y es importante que escojamos la mejor forma de actuar con nosotros mismos y con las demás personas. En este caso, la confianza en sí mismos es fundamental.
  5. Actuar sobre lo que podemos controlar: Es cierto que las recomendaciones para cuidar nuestras emociones son excelentes, pero habrá momentos en que nuestro sentir se nos escape de las manos. Por ello, es esencial enfocar nuestros pensamientos hacia lo que sí podemos y sabemos controlar, sobre todo en situaciones límites.
  6. Fomentar el amor propio: Sí, así como lo leen. El amor propio y entender que no somos perfectos es fundamental para el cuidado de la salud emocional. Debemos permitirnos el hecho de equivocarnos, pero no debemos repetir una y otra vez los mismos errores. Además, nuestros defectos y virtudes son parte esencial de nuestro sentir.
  7. Ser agradecido siempre: Parece algo sencillo y obvio, pero pocos saben que el poder del agradecimiento nos abre las puertas hacia lo positivo para nuestra vida. Además, nos ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva y a sentirnos merecedores de todas las experiencias que vivimos. Se trata de un refuerzo positivo que puede cambiar nuestra vida para mejor.

Saber cómo podemos cuidar nuestras emociones y cómo convertirlas en nuestras aliadas es la mejor forma de autocuidarnos, y de convertirnos en personas conscientes. Además, poco a poco nos sentiremos mucho más plenos y tranquilos ante cualquier situación que nos altere, tanto positiva como negativamente.

Ahora que saben porque es importante cuidar nuestras emociones, lo que queda es poner en práctica estos 7 hábitos y ver los resultados. Sin olvidar agradecer siempre por quienes somos y por la dicha de sentir.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.