8 Tipos de DEPRESIÓN y sus CAUSAS que DEBES EVITAR para ser más Sano(a)

Actualmente, la depresión es uno de los trastornos mentales que afectan a la mayoría de la población mundial, siendo la enfermedad con mayor nivel de discapacidad y que posee la mayor taza de morbilidad mundial. Los síntomas y las causas de la depresión son muy variadas, pero apuntan siempre hacia la negatividad y el pesimismo.

Para saber cómo ayudar a alguien con depresión y cuáles son los niveles de depresión en las personas, hemos preparado este interesante artículo. Hoy hablaremos sobre los tipos de depresión en la persona y toda esa información general que no todos manejan, para que descubran si sufren o conocen a alguien que padece este trastorno mental. ¡Sigan leyendo!

¿Qué es la depresión y sus síntomas?

La tristeza es un sentimiento fundamental para el ser humano, y es parte del ciclo de los cambios de humor. Por lo general, esta emoción y los pensamientos que conlleva tienen una causa común: un acontecimiento adverso que nos genera cierto malestar.

Ahora bien, aunque se trata de una reacción normal y no patológica, para algunas personas la tristeza puede ser parte de su día a día, y los sentimientos como la felicidad o la euforia no se presentan de la forma en que se presentan en el resto de personas.

Dicho esto, la depresión es un trastorno del estado de ánimo en el que la persona que lo padece tiene una sensación de tristeza, dolor, sufrimiento y decaimiento persistente. Por lo general, este sentimiento no solo es molesto, también afecta la vida diaria de las personas, las mantiene dentro de un estilo de vida dañino que, en la mayoría de los casos, las lleva a experimentar pensamientos suicidas.

Claro está, esto último depende de los niveles de depresión en las personas, pero continúa siendo un riesgo real. Existen casos de personas que viven su depresión durante años sin tratamiento, así como personas que lo padecen por un par de meses y toman la peor decisión.

De hecho, los casos de depresión muy severa y continuada a largo plazo son los más graves, porque son los que poseen una taza de mortalidad más amplia. Y aunque existen tratamientos y formas de controlar sus síntomas, lo cierto es que se trata de un trastorno muy abrumador que puede socavar la fuerza de voluntad de las personas en muy poco tiempo.

A lo largo del estudio psicológico sobre lo que es la depresión y sus síntomas, se ha podido constatar que se trata de un problema que afecta en todos los niveles personales del ser humano. Muchas personas se sienten atrapadas en un ciclo de tristeza sin fin, cambiando su comportamiento y forma de pensar hacia el pesimismo crónico.

Ahora bien, considerando esto último, veamos los síntomas comunes y que experimentan la mayoría de los afectados, así como el sector personal al que pertenecen:

  • Síntomas afectivos: Pérdida de ilusión y tristeza vital, pesimismo y desesperanza, incapacidad para disfrutar de las experiencias (anhedonia), ansiedad e irritabilidad, apatía y llanto impulsivo.
  • Síntomas cognitivos: Déficit de atención y concentración, entorpecimiento y embotamiento del pensamiento, preocupación constante e ideas de culpa o vergüenza, sentimientos de inutilidad e inferioridad, delirios de fracaso y pensamientos recurrentes sobre el suicidio o la muerte.
  • Síntomas volitivos: Aislamiento, apatía e indiferencia, pérdida de iniciativa, fatiga extrema e indecisión, dificultades interpersonales y comunicativas, abandono de actividades y conductas autodestructivas.
  • Síntomas somáticos: Falta de energía y alteraciones de sueño (pesadillas, despertares repentinos, insomnio, sueño excesivo, etc.), alteraciones del apetito (pérdida del mismo o atracones), pérdida de deseo sexual, dolores generales (de espalda, de cabeza, etc.).

Como podemos ver, este compendio de síntomas afectan gravemente la calidad de vida de quien padece este trastorno, con distintas manifestaciones que se convierten en parte del problema. Sin embargo, esta sintomatología es más o menos grave dependiendo de los niveles de depresión.

¿Y cuáles son los niveles de depresión en las personas? Según la clasificación oficial derivada de diversos estudios sobre las manifestaciones conductuales de las personas, se tienen 5 categorías:

  • Sin depresión.
  • Depresión leve.
  • Depresión moderada.
  • Depresión moderada-grave.
  • Depresión severa.

Para ayudar a alguien con depresión, el primer paso es aprender sobre este trastorno y la forma en la que afecta a quien lo padece, haciendo uso de la máxima empatía posible.

Causas de la depresión: ¿Por qué me siento triste?

Ahora bien, aunque existen cientos de estudios que explican lo que es la depresión y sus síntomas, así como la forma en la que este trastorno cambia la vida de las personas; también hay cientos de estudios que señalan que se trata de un fenómeno muy complejo, en el que se combinan una serie de afecciones personales sin una causa única.

Es decir, se cree que la depresión es multifactorial, ya que no existe una causa única y mucho menos aislada. Una persona con depresión experimenta los síntomas debido a cualquier acontecimiento o estímulo, tanto externo como interno, que los afecte de manera negativa. Por si fuera poco, la forma en la que la depresión se expresa también sugiere que la persona puede sufrir por diferentes causas al mismo tiempo.

Dicho esto, veamos algunos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecer depresión:

  • Ciertos rasgos de la personalidad (baja autoestima, dependencia, pesimismo, autocrítica, etc.).
  • Situaciones traumáticas (accidentes, enfermedades mortales, maltrato físico, abuso sexual, pérdida de un ser amado, etc.).
  • Problemas económicos o laborales.
  • Rupturas amorosas o problemas para relacionarse.
  • Herencias o predisposiciones genéticas.
  • Experiencias negativas recurrentes.
  • Abuso de sustancias (drogas, alcohol, medicamentos, etc.).
  • Existencia de otros trastornos de salud mental (de ansiedad, de alimentación, de estrés postraumático, etc.).

Como si no fueran suficientes estas causas de la depresión, las mujeres poseen el doble de posibilidades de sufrir este trastorno en comparación con los hombres, debido a las hormonas que afectan a ambos géneros de forma diferente.

Tipos de depresión en la persona y sus efectos

La depresión no solo tiene diferentes causas y una sintomatología diversa, también se clasifica en tipos que dependen de su complejidad y características propias. Cada uno de los tipos de depresión que explicaremos a continuación, interactúan de formas diferentes con quienes los padecen.

Veamos entonces:

1. Depresión Mayor

Es considerado como el trastorno depresivo más grave de la lista y sus características principales son el aumento desmesurado en la intensidad de los síntomas, así como la presencia de los mismos durante todo el día de forma continua.

Además de esto, se trata de un trastorno que se presenta por episodios de 2 semanas de duración como mínimo, y la persona puede tener ciclos de estado de ánimo normal durante la ausencia de la depresión. Estos ciclos pueden continuar por meses e incluso años.

Existen dos tipos de depresión mayor. El episodio único, en el que la depresión se experimenta una sola vez debido a un acontecimiento único, y nunca se repite; y la recidivante, en la que existen dos o más episodios que se repiten cada 2 meses.

Al ser el tipo de depresión más grave, si no es tratada adecuadamente puede conducir a la muerte muy fácilmente.

2. Depresión Menor

Es la contraparte del trastorno anterior, y se caracteriza por tener una sintomatología menos intensa, pero una duración mucho más amplia. Es decir, la persona que lo experimenta se deprime la mayor parte del día, pero en episodios aislados y durante al menos dos años o más.

Por lo general, no se siente una tristeza intensa, por lo que es más común sentir desmotivación, apatía y falta de propósito. Asimismo, el sufrir de una depresión menor no excluye el padecer de una depresión mayor en algún momento.

Su diagnóstico puede ser confuso, ya que al tener síntomas muy leves se suele creer que la falta de ánimo o la baja autoestima son parte de la personalidad del individuo, y no parte de un trastorno mental. Es también conocido como trastorno depresivo persistente y distimia.

3. Depresión Maníaca

Este tipo se encuentra entre los trastornos del estado de ánimo, combina estados maniáticos con episodios depresivos y, en la mayoría de los casos, la persona expresa altibajos extremos. Es conocido como Trastorno bipolar, aunque no está relacionado directamente con la inestabilidad emocional.

En la mayoría de los casos, la persona se presenta como alguien irritable, y algunos de sus síntomas pueden diferir con los de la depresión. Por ejemplo, la persona puede tener un mayor nivel de energía, de euforia y de deseo sexual.

4. Depresión Pos-parto

Hablamos de un tipo de depresión muy específica que experimentan las madres después del parto, y puede ocurrir entre los 3 meses y el año de nacimiento del bebé.

Por lo general, sus causas son diferentes a las mencionadas anteriormente. Por ejemplo, cambios a nivel físico, social, laboral y de descanso; así como preocupaciones sobre las capacidades para ser madre.

5. Depresión Psicótica

Es similar a la depresión maníaca, pero la diferencia radica en que en vez de combinarse con estados maníacos, se combina con estados psicóticos, debido a la presencia de alguna enfermedad mental relacionada a la psicosis.

En este sentido, a los síntomas comunes de la depresión se les agregan ciclos de alucinaciones o delirios que alteran la realidad.

6. Depresión Reactiva

Este tipo de trastorno está relacionado a situaciones que propicien estados anímicos negativamente severos, y la persona experimenta síntomas depresivos en los 3 meses siguientes al acontecimiento.

Se suele distinguir al resto de trastornos por el hecho de que, quien lo padece, tiene reacciones exageradas o abrumadoras, nada igual a lo esperado. Por lo general, estas reacciones desmesuradas no tienen una duración mayor a los 6 meses.

Además de esta característica, este tipo de depresión se puede distinguir muy fácilmente, ya que la persona que la experimenta puede describir la causa real.

7. Trastorno depresivo estacional (SAD)

Aunque puede confundirse con una depresión menor, lo cierto es que difiere de la misma por el hecho de presentarse durante una época del año específica, por lo general en invierno. Dicho esto, los síntomas se intensifican de forma progresiva al finalizar otoño, alcanzando su punto máximo en invierno.

No obstante, algunas personas han experimentado este tipo de depresión durante el verano. Para diagnosticarlo como SAD, la persona no debe haber experimentado ningún acontecimiento adverso que desencadene los síntomas depresivos.

8. Trastorno disfórico premenstrual (TDPM)

Se trata de un trastorno que afecta solo a las mujeres y que suele aparecer durante los días previos a la llegada de la menstruación. La causa es el aumento de las hormonas en ese espacio del ciclo y puede intensificar los síntomas propios del síndrome premenstrual.

Asimismo, los síntomas depresivos incluyen irritabilidad y llanto explosivo esporádico, incluso cuando se crea que no existen motivos para ello. Por lo general, estos síntomas desaparecen al iniciar la menstruación, y no se presentan mensualmente.

Como podemos ver, para diagnosticar correctamente los síntomas, es importante conocer los tipos de depresión en la persona y sus características únicas, así como los acontecimientos que suceden en la vida de quien la padece.

Saber qué es la depresión y sus síntomas es la mejor forma de entender a aquellos que padecen este trastorno y que, por una razón u otra, no han logrado superar los episodios de tristeza severa.

¿Buscas ayudar a alguien con depresión? ¡Infórmate y apoya a la persona que lo necesita antes de que sea tarde!

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.