8 TRUCOS PSICOLÓGICOS que “NO CONOCES” para DISCUTIR MEJOR y Convertir CONFLICTOS en OPORTUNIDADES

Los debates de ideas son parte natural de las relaciones humanas, ya que todos tenemos pensamientos, criterios y deseos diferentes. Lo que no es común, es que se llegue a una discusión acalorada donde sobren los gritos e insultos, por lo que siempre es bueno aplicar diversos consejos para discutir bien y evitar los conflictos.

Ahora bien, existen varias formas de saber cómo discutir bien y convertir conflictos en oportunidades, de manera que le saquemos el máximo provecho a esas ideas distintas. Esto se conoce como técnicas para dialogar mejor con las personas, y se resumen en 8 trucos psicológicos. Sigue leyendo para conocer las técnicas para discutir mejor que debes aplicar.

8 técnicas para discutir mejor y correctamente con las personas

Como comentamos, los debates no faltan nunca en las relaciones personales, ya sea dentro del núcleo familiar o con los compañeros de trabajo; sin embargo, lo importante radica en qué hacemos para controlar la situación, para discutir de una forma racional y para cambiar la marea a nuestro favor.

Normalmente, cuando no sabemos qué responder, nos quedamos callados o dejamos que la ira nos controle. Ambas reacciones son inadecuadas y terminan haciéndonos más daño del que percibimos; por ello, debemos conocer las técnicas para discutir mejor y correctamente con las personas, y entre estas tenemos:

  • No buscar tener la razón: Cuando deseamos tener la razón en una discusión y no lo logramos, nuestro orgullo se activa y causa estragos. Por ello, debemos más bien buscar un acuerdo o un punto medio entre las opiniones. También debemos ignorar cualquier comentario despectivo de la otra persona, ya que solo estaría buscando entrar en una competición sin sentido.
  • Escuchar atentamente a otros: Las opiniones de otros son tan válidas como las nuestras, siempre y cuando no se trate de opiniones subjetivas o despectivas. En este sentido, debemos dejar a un lado nuestro ego y escuchar lo que la otra persona piensa. Durante la discusión, también podemos preguntar si hemos entendido bien el mensaje del otro.
  • Hablar de sentimientos, no de intenciones: Es posible que una acción ajena nos haga sentir de una determinada forma, pero al momento de expresar esta inconformidad, debemos hablar de cómo esta nos hizo sentir. Lo que supongamos que fue la intención del otro es más prejuicioso que aclaratorio, por lo que puede traernos más problemas que soluciones.
  • Evitar discusiones dentro de discusiones: No podemos permitir que dentro de una discusión salgan a relucir otros problemas, aunque estén relacionados. Si queremos aplicar las técnicas para discutir mejor adecuadamente, debemos darle tiempo y lugar a cada tema a discutir, y no pasar a uno nuevo hasta concluir el actual.
  • Ser compasivo y comprensivo: Puede que una opinión ajena nos suene a locura o estupidez, pero uno de los mejores consejos para discutir bien es nunca juzgar a la otra persona. En vez de eso, debemos ponernos en su lugar, e intentar conocer las razones que lo llevaron a pensar de esa forma. Sí, es posible que su opinión no sea objetiva, pero sigue siendo suya.
  • Elegir el momento y lugar adecuados: La ira nos hace cometer locuras, pero antes de dejarnos llevar por esta, debemos pensar cuál es el momento preciso para tocar ese tema que nos molesta. Para llevar el control de la discusión, lo ideal es que planteemos el problema de forma tranquila e inteligente, expresando lo que opinamos y sentimos al respecto.
  • No tomar nada personal: Contrario a lo que muchos piensan, el mundo no gira en torno a una sola persona, por lo que debemos evitar cualquier tipo de reacción ególatra. Incluso aunque la otra persona nos critique o reproche, debemos tomar una actitud positiva y no ofendernos. Además, cuando las personas nos juzgan sin conocernos, su opinión es totalmente subjetiva.
  • Aplicar la “técnica del sándwich”: Esta técnica es muy sencilla y consta de tan solo 3 pasos. Comenzar con algo positivo sobre el interlocutor, seguir de forma relajada con lo que nos molesta o nuestra opinión, y finalizar cerrando con algo positivo sobre la situación. Con esta técnica, lograremos hacer una entrada sutil y que el mensaje llegue de la forma correcta.

Con estas 8 técnicas para dialogar mejor con las personas tendemos un punto de partida para saber cómo discutir bien y convertir conflictos en oportunidades. Adicionalmente, debemos recordar que todos somos diferentes y que, mientras una opinión no nos afecte, debemos respetarla y al interlocutor.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.