9 GASTOS en TÚ VIDA que DEBES PLANIFICAR HOY MISMO Para Tener SALUD FINANCIERA 2021

La planificación es fundamental si buscamos tener una buena salud financiera personal al momento de nuestra jubilación, ya que evitamos gastar más de lo que podemos y dilapidar nuestros ahorros para la edad dorada. Existen muchas estrategias para mejorar la salud financiera de una persona, pero más que solo aplicarlas, debemos tener disposición y ánimo para hacerlo.

Ahora bien, existe una variedad de gastos que puedes planificar desde ya, y que te ayudarán a disfrutar de una excelente salud financiera en tu vida, sin importar la edad que tengas actualmente. Como tu salud financiera es muy importante, hoy aprenderás sobre esos gastos que no puedes evitar, pero que sí puedes planificar.

¿Cómo se puede llegar a una buena salud financiera? ¡Planificando gastos!

Uno de los mejores hábitos de una persona con buena salud financiera es planificar los gastos más importantes de su vida con antelación, de manera que pueda prepararse a cualquier acontecimiento inesperado. Esto no solo ayuda a contar con una excelente salud financiera personal, también ayuda a volverse más responsable consigo mismo.

En este mismo orden de ideas, existen varios gastos que se suelen tener a cierta edad y que pueden disminuir nuestros ahorros si nos toman por sorpresa, o con poco tiempo de planeación. Conocer sobre estos gastos es ideal al momento de comenzar con la planificación; por ello, hemos traído los 9 gastos principales de la vida adulta que podemos anticipar:

  • Electrodomésticos y artículos para el hogar: La gran mayoría de nuestros electrodomésticos poseen una vida útil marcada entre sus características; una vez terminado este periodo, pueden o deben ser descartados para evitar accidentes. Teniendo en cuenta este tiempo, particular para cada artículo, puedes anticiparte meses e incluso años antes de que acabe, y así disfrutar de salud financiera en tu vida.
  • Dispositivos inteligentes: El tiempo de vida útil de un Smartphone depende mucho del uso que le demos, y de la calidad original de su marca, por lo que puede ser bastante variado. Sin embargo, esto no quiere decir que, después de un año y medio de uso, no podamos comenzar a ahorrar para un móvil nuevo, en caso de que el actual deje de funcionar.
  • Estudios futuros de los hijos: Sabemos que los niños nos hacen gastar dinero desde el momento en que sabemos que vienen al mundo, por lo que lo ideal sería planificar con antelación los gastos por sus estudios. En este sentido, podemos escoger entre los colegios más adecuados, y considerar los gastos a largo plazo de su universidad.
  • Vacaciones y viajes de verano: Ya sea el viaje de las próximas vacaciones o el destino de nuestros sueños, podremos disfrutarlas más si planificamos bien el capital que necesitaremos. En esto podemos considerar el tiempo de permanencia, el lugar de estadía, el hotel, las actividades y muchos otros gastos más.
  • Automóvil: Los automóviles no poseen un tiempo de vida útil tan limitado, pero si pueden deteriorarse más rápido, dependiendo del uso. Este es uno de los gastos más difíciles de planificar, debido a las averías imprevistas; sin embargo, podemos ahorrar cierta cantidad de dinero para casos de emergencia, al igual que si planeamos comprar uno nuevo.
  • Casa o apartamento: Este tipo de gasto se repite muy pocas veces en la vida; ya que, por lo general, compramos la casa de nuestros sueños una sola vez. Debemos considerar que este gasto requiere de mucho más tiempo de planificación, por lo que los costos siempre cambian con el paso del tiempo. En este sentido, uno de los hábitos de una persona con buena salud financiera es la investigación previa.
  • Estudios profesionales adicionales: Puede que hayamos dedicado buena parte de nuestra vida a estudiar una carrera, y llegue el momento de plantearnos un doctorado, un master, un curso, etc., para mejorar nuestros ingresos mensuales. Como este esfuerzo requiere de dinero, podemos planificarlo unos meses antes de que suceda.
  • Inversión personal: No todo son gastos necesarios, también están los gastos ociosos o de inversión en sí mismos. Independientemente de lo que se desee hacer, ya sea un viaje lejano o adquirir mayor conocimiento, lo importante es que podamos hacerlo con tranquilidad.
  • Jubilación: Se trata del gasto más importante de nuestra vida y el que menos debemos dejar para luego, ya que se trata de lo que haremos después de cumplir la edad reglamentaria para trabajar. Para este gran gasto, tenemos de 20 a 40 años para planificarlo, dependiendo de la edad en la que comencemos a ahorrar. Esta es una de las formas de saber cómo se puede llegar a una buena salud financiera.

Como puedes ver, entre las estrategias para mejorar la salud financiera de una persona, destaca la planificación de los gastos antes mencionados, que posteriormente nos ayudarán a reducirlos. Recuerda, tu salud financiera es muy importante, por lo que no debes descuidarla.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.