9 maneras placenteras y excitantes para tener sexo sin penetración con tu pareja

Existen hipótesis herradas del sexo... Algunos grupos de encuestados opinan que el sexo sin penetración es un acto equivocado y sin generar placeres, por otro lado, la historia refleja que el contacto unificado entre las parejas al momento de tener actos sexuales solo se debe dar bajo el modelo de la penetración, realmente no es así, y es una acción demostrable, practicar sexo sin penetración no es concebido para muchos pero practicado por varios.

Al momento en que se unen dos personas heterosexuales o no, concluimos que la relación sexual se manejara bajo el patrón de la penetración, además, es común y normal pensar eso entre las parejas, por lo tanto, cada pareja decide como manejar su intimidad. Las mujeres manejan éxtasis increíbles aun si ser penetradas; la estimulación recibida puede llegar a llevarla al clímax sin ser penetrada, indudablemente, para las mujeres no es imprescindible tener sexo sin penetración, lo verdaderamente importante es la manera como las excitan y elevan su clímax.

Prácticas Sexuales que no tienen ninguna Penetración.

• Frotarse mutuamente: Bien sea con o sin vestimenta, frotarse es muy común entre las parejas tengan o no experiencia. Acariciar las partes intimas de ambos genera grato placer para ambos.

• Masturbarse mutuamente: La masturbación mutua crea una conexión y química entre la pareja. Es abrir ventanas a nuevas prácticas sexuales.

• Masajearse: El sexo espontaneo es distinto al sexo post masajes. Los masajes conllevan al relax a su vez excita y estimula al acto sexual.

• Utilizar la boca como estimulante: Por medio de la humedad de la boca se generan sensaciones mágicas... Mordiscos suaves, besos, chupones, etc, todo lo que el momento desprenda, la imaginación vuela, por lo tanto, no te limites a una sola parte del cuerpo y explora nuevos lugares del cuerpo que causen máximo éxtasis.

• Comenzar la masturbación: Por medio de la masturbación, podrían realizar turnos o ejecutarlas al mismo tiempo, esta práctica depende de cómo la deseen realizar y en zonas que no necesariamente sean los genitales.

• Besos extremos: Los besos profundos y extremos son los de mayor éxtasis, crean ambientes de satisfacción inmediata.

• Jugar con los pezones: Los pezones son altamente sensibles al tacto. Causan satisfacción mutua; hombres y mujeres piden sean acariciados para saborear sus placeres, asimismo, algunas personas pueden alcanzar el orgasmo con tan solo la estimulación de los pezones, pueden manipularse con las manos, boca, etc.

• Kunyaza: Se basa en la eyaculación femenina por medio de los golpes con el pene erecto que le realiza su pareja en la vulva, toda esta práctica se realiza con los miembros muy cercas pero sin penetrar, es un acto común entre parejas.

Existen muchas maneras de tener sexo sin penetración... Todo depende de la circunstancia y del momento que los amantes presentes, todos los humanos requerimos de caricias para alcanzar el orgasmo, clímax o eyaculación.

Mas sobre el sexo sin Penetración.

Los expertos en la materia de sexología, acuerdan que el sexo no necesariamente implica la penetración, los actos y prácticas sexuales que no tienen penetración se disfrutan tanto o más que aquellas que tiene el contacto mutuo e interno, asimismo, la mayoría de las personas ignoran las diversas sensaciones que se sienten al estimular el sexo sin penetración; desconocen dichas prácticas pues son humanos que solamente se activan bajo el patrón manejado trascendentalmente.

Por lo tanto, no pretendemos decir que dejen a un lado el sexo penetrativo, es un acto común que difiere en el sentir, practicar sexo sin penetración se dispone entre parejas, solo los practicantes toman la decisión. No debemos perder las oportunidades de un buen sexo sin penetración o penetrable, lo importante es disfrutar el momento plenamente.

Dianorah Chacin

Soy Dianorah, mujer soñadora y Redactora de Contenidos Freelancer. Amplio conocimiento en el mundo de la psicología y motivación personal para la superación de adversidades de la vida cotidiana.