ABSTINENCIA SEXUAL OBLIGADA: ¿Cómo SE MIDE el terrorífico “MUCHO TIEMPO SIN SEXO”?

Una vida de actividad sexual constante es más una fantasía que una realidad, ya que es algo experimentado por un porcentaje muy bajo de parejas en el mundo. Lo normal, sinceramente, es pasar periodos de abstinencia sexual considerablemente largos, lo que produce una serie de secuelas físicas y psíquicas desagradables.

Dicho esto, ¿se puede medir realmente el “mucho tiempo sin sexo” o se trata de un temor infundado? Veamos lo que se sabe al respecto a continuación.

¿A qué se deben los periodos de abstinencia sexual prolongados?

Tener dudas sobre el valor numérico de la frase “mucho tiempo sin sexo” es bastante similar a preguntarse cuánto tiempo puede estar un niño sin divertirse o un adulto sin recibir contacto de otra persona. Aunque es posible vivir sin contacto o diversión, lo cierto es que no sería una vida completamente plena.

Ahora bien, la sexóloga y ginecóloga Francisca Molero, directora del Instituto de Sexología de Barcelona y del Instituto Iberoamericano de Sexología, así como presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología; señala que experimentar demasiado tiempo sin relaciones sexuales de ningún tipo, incluidas penetración y masturbación, puede abarcar 3 meses.

Sí, a partir de los 3 meses de abstinencia se pueden apreciar distintas secuelas físicas y psíquicas: la persona no se sentirá del todo saludable, comenzará a tener pensamientos de baja autoestima y sustituirá el sexo por comida.

Pero, ¿cuáles son las razones de estos periodos de abstinencia sexual? Es bastante frecuente que empiecen a suceder con mayor longitud en un momento dado en el que la pareja se distancie, y las razones son variadas: enfermedades, estrés laboral, distancia física, etc. Dicho esto, la frecuencia sexual puede fluctuar dentro de la relación, y esto se sigue considerando como algo “normal”.

Sin embargo, existe razones mucho más poderosas que las mencionadas y que, si no se manejan bien, pueden acabar muy mal:

La llegada de los hijos

El embarazo y el parto les ofrecen a las mujeres una serie de secuelas físicas y psíquicas que pueden disminuir su líbido completamente y por un periodo bastante largo. Después del parto, el nivel de las hormonas sexuales baja para darle paso a un aumento en la prolactina, la hormona que estimula la leche materna.

Aunque esto sucede de forma natural y desapercibida para las mujeres, para los hombres es más complicado, ya que su líbido permanece intacto durante todo el proceso de embarazo, parto y lactancia de su pareja.

Antes de la ruptura amorosa

Todos sabemos que los conflictos que preceden a una ruptura amorosa pueden acabar con el deseo sexual de cualquier mortal, y si la ruptura finalmente sucede, pasará un tiempo largo antes de retomar una vida de actividad sexual constante.

Aunque muchas personas usan la falta de sexo como castigo para su pareja, hacerlo frecuentemente puede terminar por romper la atracción y conexión entre ambos, llegando la temida abstinencia obligada.

Los inevitables 50 años

No es un secreto para nadie que, a medida que aumenta la edad, el cuerpo se vuelve menos resistente y capaz para realizar ejercicios extenuantes, como el sexo. Si se pasa mucho tiempo sin sexo al llegar a los cincuenta, es probable que retomar la vida sexual activa se convierta en una tarea titánica.

Y no solo se trata de una cuestión de preferencias; tras los 50, la menopausia puede provocar una resequedad grave de la zona genital de las mujeres, y los hombres pueden comenzar a sufrir de disfunción eréctil o eyaculación retardada.

Teniendo en cuenta que 3 meses ya es demasiado tiempo de no tener relaciones sexuales y que los procesos naturales del cuerpo afectan más de lo que percibimos, una vida de actividad sexual constante no debería ser una fantasía, debería ser una obligación para los seres humanos. ¿Ustedes que opinan sobre ello?

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.