Ahorrar combustible con aditivos y buenos hábitos es posible

El buen funcionamiento del motor de los automóviles depende de muchos factores, donde el conductor es el primer relacionado con ello y es quien debe tomar las decisiones adecuadas para reducir el consumo de combustible de una forma eficaz, así como darle una mejor vida útil al motor.

Ahora bien, aunque parezca toda una aventura, ahorrar combustible es posible con los nuevos aditivos, sustancias que mejoran el aceite o la gasolina que utiliza cada automóvil, con el fin de que la conducción sea más eficiente y solo invirtamos en el mantenimiento preventivo de las partes del coche y no en el correctivo.

¿Qué son los aditivos y como ayudan a ahorrar combustible?

Los primeros aditivos que salieron al mercado eran los que se agregaban a los lubricantes o aceites para mejorar el funcionamiento del motor, y en vista de los beneficios que aportan a estos productos, se comenzó la manufacturación de aditivos para combustible, pero ¿Qué son estos agregados? Todo lo que deben saber está aquí:

  • ¿Qué son?: Estos añadidos son un producto químico que se agrega a la gasolina o gasóleo del automóvil, y que nos permite ahorrar combustible y mejorar el rendimiento del motor. Estos han sido creados para aportar cambios en la combustión, limpieza, lubricación y corrosión de los componentes del motor.
  • ¿Cómo funcionan?: El funcionamiento básico de los aditivos es agregar propiedades nuevas o mejorar las que ya posee el combustible de manera exponencial; sin embrago, el aporte más marcado está en la limpieza y corrosión, ya que hace que no se acumule el combustible viejo o mal carburado en el motor.
  • ¿Qué clases hay?: Básicamente, los aditivos no tienen restricción alguna en cuanto a los beneficios que aporta, por lo que existen agregados estabilizadores de combustible, antioxidantes, inhibidores de corrosión, antiespumantes, anticongelantes, para limpieza de inyectores y para antifricción del aceite. Además, cada uno depende de las necesidades del conductor/motor.
  • ¿En qué benefician?: Son muchos los beneficios que aportan estos aditivos, pero entre los principales están mantener limpio el sistema de inyectores, reducir la suciedad en el escape, multiplicar la protección en el sistema del motor, optimizar la eficiencia del combustible, reducir el consumo de combustible, el ruido del motor y las emisiones de la combustión.

Son muchas las ventajas que podemos obtener de los aditivos para combustible, y dependiendo de lo que requiera el motor, podemos ayudar al mantenimiento preventivo del mismo; además, nos hace ser más conscientes con el buen uso de nuestro automóvil y con el medio ambiente.

Mejorar el funcionamiento del motor: Hábitos que debemos cambiar

Aunque para ahorrar combustible los aditivos son lo mejor, no son lo único que podemos hacer en nuestro plan de mantenimiento para aprovechar el funcionamiento del motor, ya que hay varios malos hábitos que podemos cambiar y que nos convertirán en mejores conductores; entre los cambios a implementar, tenemos:

  • Evitar acelerar de golpe: Es importante que esperemos que el motor alcance la temperatura adecuada antes de arrancarlo, y pisar el acelerador no sirve para más que para gastar combustible.
  • Apagar el motor de vez en cuando: Mientras el automóvil no esté en marcha por mucho tiempo, lo ideal es apagar el motor y dejar que este se enfríe, así se evita la combustión del combustible en exceso.
  • Cambiar la marcha adecuadamente: Lo más ideal es conocer las velocidades del automóvil y cuando se deben utilizar; por ejemplo, la primera es para arrancar y la segunda es para la marcha constante.
  • Aprovechar la inercia: La inercia del automóvil es algo con lo que se debe aprender a jugar; un ejemplo es dejar que el mismo continúe su movimiento sin pisar el acelerador hasta que reduzca la velocidad.
  • Hacer un mantenimiento preventivo: Si se busca optimizar el uso del automóvil, las diferentes partes del motor deben estar en un estado óptimo, y no debemos esperar a que algo se desgaste para llevarlo al mecánico.
  • Usar neumáticos en buen estado: Los neumáticos desgastados hacen que el motor se fuerce y carbure más para mover el automóvil, además de que son un peligro, así que se deben cambiar regularmente.
  • Conducir eficientemente: Son muchos los conductores que buscan adelantarse y meterse en los espacios entre los demás autos, pero lo mejor es conducir con paciencia para evitar accidentes, desgaste del motor y el gasto de combustible excesivo.
  • Prescindir del peso extra: Al igual como sucede con los neumáticos, el peso extra en el maletero y asientos del automóvil hacen que el motor se exija más; si no es necesario, es mejor liberar el auto de ese peso.

Reducir el consumo de combustible del automóvil, ya sea con aditivos o cambiando los hábitos de conducción, es algo bastante importante en la actualidad y ya es posible, ya que podemos ahorrar dinero, tiempo y esfuerzos con acciones sencillas que mantendrán a nuestro auto como si fuera su primer día de uso. Así, lograremos extender la vida útil de los componentes del motor y demás partes hasta el máximo de su potencial.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.