Amor en la cocina: Mujeres que aman cocinar tienen las almas puras

¿Que tan cierto es que las mujeres que aman cocinar son de almas nobles y puras? Porque algunas mujeres no les gusta cocinar? ¿Es verdad que las mujeres manifiestan amor a través de la comida? ¿Te has preguntado el porque la mujer enamora cuando cocina? Experiencias de algunas mujeres que nos relatan que les gusten cocinar y otras mujeres a las que no les gusta dicha actividad

Desde épocas pasadas, a las mujeres se les relaciono con los postres o dulces ya que a través de ellos se disfrutaba su dulce néctar comparado con el de la mujer haciéndola mas bella, pura, romántica, apetecible, apasionada y hasta de delicados sentimientos, en pocas palabras era recrear el amor en la cocina. En algunos casos sucede lo contrario; existen mujeres que no soportan la cocina, sin embargo realizan postres tan exquisitos que las llenan de pasión y de esa manera satisfacen su deseo de cocinar.

Ok, decimos que el arte de cocinar es una actividad las cuales muchas mujeres incluyendo hombres llámense chefs, amas de casas, cocineros o sencillamente practicantes por placer esta actividad, catadores de los distintos sabores que proveen, realizan o ejecutan con agrado y pasión mezclando en todas sus recetas el amor en la cocina de esta manera sus platos o postres dan esa sensación de placer al degustaste entregando así ese desborde de pasión dejando ver esa belleza y pureza que su alma posee.

Esta práctica requiere de muchas técnicas y de varios años de estudios para los que la llevan a un nivel profesional, ya que diariamente el arte de cocinar se actualiza con nuevas ideas creativas que hacen de los postres, bebidas, platos fuertes, cremas entre otros, una nueva imagen y con distintos sabores dándole la fórmula perfecta a ese plato diseñado y ejecutado con el corazón, no se trata de una formula química ni de un diseño estricto a seguir, solo es cocinar con el alma y dejarse llevar por el momento.

Las mujeres identificamos las porciones exactas de cada receta ya que las guardamos en la mente y corazón, pocas veces se nos escapa algún ingrediente pues el ingenio se apodera de ese momento haciéndolo más fácil. Por lo general, algunas comidas que realizamos tienen sentimientos especiales, bien sea cuando recibimos a una persona a la que queremos alagar o sorprender, o bien sea para el cumpleaños de un ser amado o sencillamente cuando compartimos con vecinos y queremos que nuestra comida resalte entre los degustantes dándole la mejor opinión.

Se dice que el amor entra por la cocina, ésta teoría puede que sea cierta, ya que las mujeres que la ejercen pues se hacen más bellas y puras a través de sus exquisitos platos. Desde hace décadas pasadas, la mujer solo cumplía el rol de ama de casa, atendiendo las cosas más básicas de un hogar entre ellas cocinar, pasados los años y llegando la actualidad, la mujer pasó a conquistar el mundo con todas sus habilidades y destrezas, enamorando de tal manera que refleja con su alma cada actividad que elabora.

A mi parecer, el arte de cocinar es algo básico pero a su vez necesario. Existimos mujeres que solo cocinamos simplemente por la necesidad de cumplir con quien va a ser alimentado, sin embargo y es mi caso, no me gusta el sabor de los platos fuertes, ese sabor de distintos condimentos no me apetece, en cambio los olores y sabores dulces me generan un inmenso placer y me traslada a lo romántico en pocas palabras, el aroma de la vainilla, de las especies, de la canela, y el dulce sabor de las cremas me enamoran demasiado.

Soy amante de lo dulce, de los postres y del buen aroma, y si eso hace tener mi alma pura pues haré muchos postres más hasta que me ponga más bella. Sé, que cocinar es un acto de amor, pues; yo demostraría todo mi amor realizando postres ya que ellos me trasladan a mi dulce mundo, un mundo que me hace olvidar que también existe la sal y el ajo, ósea que solo prevalece el azúcar y todo lo delicioso para endulzar el alma, corazón y la vida en general.

Cocinar es un arte, transforma el mundo, genera pasión, enamora al corazón más duro, une familias, rompe hielos, regalas abrazos, saca sonrisas, mantiene viva la sociedad, une culturas, gira por todo nuestro globo terráqueo, permanece en la historia, se actualiza a diario, libera el stress, transforma las sensaciones, lo haces con amor y por amor, limpia tu espíritu, calma tu alma, desborda alegrías, en fin, todo esto se resumen en Cocinar es un acto de amor.

Dianorah Chacin

Soy Dianorah, mujer soñadora y Redactora de Contenidos Freelancer. Amplio conocimiento en el mundo de la psicología y motivación personal para la superación de adversidades de la vida cotidiana.