Aprende las 10 MEJORES FORMAS de usar el SILLÓN ERÓTICO en pareja

El sillón erótico, del amor o tantra es uno de los accesorios más demandados en el mercado sexual, ya que permite una serie de prácticas sexuales en pareja muy satisfactorias para ambas partes, sobre todo para aquellos que no le temen a experimentar.

Tener una vida sexual activa con la pareja puede llegar a ser aburrida después de un tiempo, ya que si no se agregan cosas nuevas la monotonía hará que caigan en la rutina. Por ello, hoy les traemos las 10 formas eróticas de usar el sillón tantra, que estamos seguros que disfrutarán.

¿Cómo usar el sillón erótico? 10 formas de tener una excelente experiencia

Teniendo en cuenta que el sillón tantra posee una forma curva peculiar, las formas de usarlo son muy específicas en la mayoría de los casos; sin embargo, para sacarle el máximo provecho, se puede usar en cualquiera de sus extremos o en la parte media. Veamos qué prácticas sexuales en pareja se pueden realizar:

Flor de loto

Se trata de una de las posiciones más satisfactorias para las chicas. Para lograrlo, el hombre deberá sentarse en el medio del sillón, con la espalda recostada casi completamente del respaldo; mientras que la mujer se sentará sobre él, cara a cara y rodeando la cintura de su pareja con sus piernas. Al momento de la penetración, el clítoris también será estimulado.

Sumisión

El comienzo es similar al anterior, con la diferencia de que la mujer deberá sentarse sobre su pareja dándole la espalda. De esta manera, el hombre podrá controlar la penetración y la velocidad. Es ideal para cuando el hombre está muy cansado.

La dama

En esta posición la mujer es la que se sentará en el sillón erótico, con las piernas levantadas para rodear a su pareja, mientras el hombre se sienta apoyado del sillón y sobre su pareja cara a cara. Esta pose favorece la penetración y les permite explorar el cuerpo de su pareja.

La fusión

Aprovechando la pose anterior, el hombre debe extender sus piernas en sentido contrario hacia donde está recostada su pareja. En este sentido, la espalda del hombre se recostará de la parte baja del sillón, mientras que la de la mujer en la parte alta, y solo se tocarán sus partes íntimas. En esta pose será muy difícil verse a la cara, pero les ayudará a llegar al orgasmo al mismo tiempo.

Media yegua

Esta pose es similar a la de La dama, con la diferencia de que la mujer debe girar su cadera hacia un lado, pasando una pierna por debajo de la pierna de su pareja, y la otra por encima, a la vez que rodea su cintura. Con esto podrán ambos tocar el pecho de su pareja, así como controlar la velocidad y penetración.

La amazona

Para esta pose se utiliza el comienzo de la flor de loto, pero la mujer deberá apoyar los brazos en la parte baja del sillón y hacia atrás, levantando a su vez las caderas hacia el hombre. Los brazos de ella la ayudarán a subir y bajar mientras es penetrada por su pareja.

La atrapada

En esta posición la mujer debe acostarse de frente al sillón, recostando su pecho en el respaldo y abriendo las piernas. Mientras tanto, el hombre se sentará justo al final de los glúteos de la mujer, pudiendo tomarla de la nuca o de las caderas mientras la penetra. De esta manera, la penetración será mucho más profunda.

La atrapada 2

Es similar a la flor de loto, pero esta vez, el hombre deberá sentarse con la espalda completamente separada del sillón, como si se tratase de una silla normal, mientras su pareja se sienta sobre él. En este sentido, ambos podrán abrazarse y estar muy cerca el uno del otro, así como tocar la espalda del otro. Suele ser una pose muy romántica.

Salvaje

Para esta pose la mujer deberá esforzarse un poco más, ya que debe sostenerse entre la parte media y la superior del sillón con su espalda. Además, mientras su pareja se sienta frente a ella, la mujer deberá subir las piernas hasta los hombros del hombre.

Potra salvaje

La favorita de los hombres. En esta, la mujer debe apoyar la parte baja de su cuerpo en el extremo superior del sillón tantra, desde afuera, dándole la espalda al hombre, mientras el hombre la penetra desde atrás. En algunos casos, se puede aumentar el placer cuando la mujer sube y entrelaza sus piernas en el aire.

Mantener una vida sexual activa y excitante es posible cuando se cuenta con los mejores accesorios, y el sillón del amor permite realizar prácticas sexuales en pareja muy placenteras e inolvidables. Si ya tienen uno en casa o tienen pensado adquirirlo, utilicen esta información sobre las 10 formas eróticas de usar el sillón tantra en su beneficio. ¡No se arrepentirán!

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.