Consejos para decir "NO" a los demás y sentirme BIEN

Para todos debería ser un tema fundamental la importancia de decir no, ya que esto representa el respeto propio y hacia los demás. Es necesario determinar cuáles son tus límites para brindar una respuesta positiva o negativa hacia una circunstancia o requerimiento, para ello podemos hablar de la asertividad, refiriéndose como la capacidad que tiene el individuo de interrelacionarse con otros sin que esto indique violar la privacidad o derechos de cada uno, es decir, respetar las opiniones y decisiones que cada quien tiene y saber establecer puntos de equilibrio entre las partes.

Debemos evitar que del respeto se pase al abuso o la manipulación de tus ideas o actos. La importancia de aprender a decir no te ayudará en lo personal de una forma positiva, la balanza debe en todo momento mantenerse equilibrada, no es necesario ser ofensivo o agresivo, ni pasar al plano de lo complaciente y sumiso, hay que aprender a comunicar tus decisiones de forma amble, cordial, educada pero con determinación y firmeza, la clave está en la forma como entregues el mensaje para que así todos queden conformes y satisfechos.

Una de las principales características de la asertividad es aprende a decir no, la educación o formación que hemos recibido durante muchos años nos ha enseñado a ser complacientes, hasta sentir temor o responsabilidad ante la determinación de decir "no" en algún momento o eventualidad. Es recomendable primero reconocerse cada quien así mismo y definir hasta qué punto se pueden o no corresponder en medio de una circunstancia o necesidad, ya que de no ser así, el individuo estará condenado a la insatisfacción y el sacrificio de su propio bienestar personal.

Es cotidiano para algunos creer que cuando se solicita un favor se deba responder de forma afirmativa y para poder responder que "no" comienzan a formular una serie de excusas, es aquí donde el papel de la importancia de decir no de forma asertiva es fundamental, ya que esto te permite generar respuestas sinceras y con criterio propio sin menospreciar y ofender al otro, el no asumir responsabilidades que no te corresponden a ti no implica que no presten el soporte o apoyo a esa persona; una cosa es que se aprovechen de tus buenas intenciones y otra muy diferente auxiliar a quien de verdad lo requiere.

En algunos casos la importancia de aprender a decir no va dirigida hacia nosotros mismos, ya que en ocasiones tenemos una planificación de tareas o trabajos, y por consiguiente, otras adicionales que emergen, sin posibilidad de respuesta, también como seres humanos que somos tenemos intrínsecamente esa idea de querer ayudar a los otros por encima de nuestras propias necesidades, pero no valoramos algo que es fundamental... el tiempo: es lo único que no podemos recuperar, en algunos casos al asumir las acciones de otros debemos disponer de nuestro tiempo libre.

Para ser una persona productiva debes dar prioridad a las tareas que tienes establecidas y descartar aquellas intensiones de otros, el hecho de negarte no te hará una persona egoísta o de malos sentimientos, por el contrario uno de los beneficios de decir no es que podrás asumir plenamente el control y determinación de tu vida y no ofrecerla a las acciones o necesidades de los demás, a medida que asumes los pedimentos de otros pasa a ser de tu responsabilidad y no encontrarás alternativas para desligarte de esa nueva responsabilidad.

Cuando nos encontramos en la diatriba de decir "sí" o "no" a una determinada propuesta, como seres humanos nos invaden algunos sentimientos como el temor y la culpabilidad, es posible que internamente empieces a juzgarte a ti mismo si decides negarte a ejecutar lo solicitado, asumiendo que eres una mala persona o compañero de trabajo, establecer un equilibrio en cada una de tus decisiones es de gran importancia apartando el sentimentalismo, la importancia de decir no está en que tus necesidades o tareas no estén por debajo o en segundo plano a la de los demás.

El tratar de asumir las responsabilidades de otro no te hará más destacado, por el contrario, terminarás realizando actividades en las cuales te desenvuelves deficientemente, la importancia de decir no, dependerá de la capacidad de dedicarte a lo que en realidad eres bueno y permitir que otros ejecuten las que son de su pertinencia, debemos analizar de forma inteligente y audaz las propuestas que nos realizan y no decir de forma despectiva un no, cuando lo hagamos deben prevalecer el razonamiento lógico y debemos mostrar con firmeza y respeto los criterios por los cuales hemos tomado esa determinación.

Entre los beneficios de decir no está la disponibilidad plena de tiempo para cumplir con tus objetivos o metas, ya que estas serán tu prioridad, inclusive para aquellas que tenías en mente pero no habías podido ejecutar, te permitirá prestar atención en los pormenores o pequeños detalles para así obtener la excelencia en tus resultados, tomarás las riendas de tus propias decisiones mostrando seguridad y firmeza, lo que para muchos será una barrera a la hora de intentar imponerte sus responsabilidades, es necesario que pongas en práctica el hecho de decir no a las cosas que no te convengan, decidir libremente y ser asertivo en la vida.

Jhonathan Guglielmelli

Soy Técnico en Relaciones Industriales. Redactor de Contenidos Freelancer, en la actualidad me encuentro adentrándome en el mundo digital, marketing y SEO.