Burn rate: ¿Cómo evitarlo y cómo afecta a tu empresa?

El término burn rate es conocido entre las Startup como el flujo de caja negativo, una métrica de empresa que nos indica, en palabras coloquiales, cuánto dinero se ha “quemado” antes de mostrar alguna ganancia o flujo positivo. En muchas ocasiones, este dinero es invertido como cuota inicial y es consumido con tanta rapidez que no genera ganancia alguna, convirtiéndose en un problema.

¿Para qué sirve el flujo de caja? Básicamente, para saber por cuanto tiempo (meses o años) el Startup se mantendrá a flote antes de comenzar a mostrar números negativos. Para conocer esto, necesitamos aplicar la burn rate formula que explicaremos más adelante. ¡Continúen leyendo para saber más y obtener consejos efectivos!

Importancia del flujo de caja negativo en una Startup

Antes de comenzar una Startup debemos tener en cuenta diversos factores que no solo afectarán el futuro de la misma, también serán importantes al momento de invertir y que deben ser previstos para evitar inconvenientes. De esta manera es que podremos encontrar el equilibrio entre las ganancias y las pérdidas.

El flujo de caja negativo sucede cuando comienzan a aparecer los gastos naturales de todo emprendimiento y que son fundamentales para sus procesos. Normalmente, estos gastos surgen por el pago de impuestos, la cancelación de proveedores y de salarios, el alquiler de sedes u oficinas y la gerencia de marketing.

No obstante, también pueden suceder circunstancias que no pueden preverse y que merman la cantidad de dinero existente en caja, comenzando a dar una métrica de empresa negativa. Entre estos, tenemos la reinvención de los productos/servicios ofrecidos y que no tuvieron la aceptación esperada, la duplicación de tiempo en la producción o una cantidad de ingresos considerablemente baja.

¿Cómo afecta entonces el burn rate a las empresas? Pues, como los primeros ingresos no son inmediatos y pueden existir imprevistos, los emprendedores deben utilizar el fondo de inversión para cubrir aquellos gastos importantes y mantenerse. Sin embargo, estos hábitos pueden llevar a que la empresa caiga en la ruina.

En el mejor de los casos, se puede solicitar una reinversión por parte de los inversionistas y fundadores para batallar contra los problemas. Pero en el peor de los casos, la única opción que tendrá la empresa será cerrar sus puertas.

Ahora bien, ya hemos mencionado como sucede este flujo negativo y como afecta a las Startup, por lo que queda hablar de cómo funciona la burn rate formula. Antes de aplicar la fórmula, es importante que sepamos que existen dos tipos de burn rate, el neto o valor perdido y el bruto o gastos totales; esta es la manera de calcularlos:

  • Burn rate bruto: Flujo negativo del mes.
  • Burn rate neto: Flujo positivo del mes – burn rate bruto.

También podemos calcular dos factores que nos servirán para conocer datos generales sobre el futuro de la empresa:

  • Tiempo de vida: Fondo de inversión / burn rate neto.
  • Inversión: Burn rate neto * cantidad de meses.

Ahora que conocemos para qué sirve el flujo de caja, como funciona y se utiliza su fórmula, podemos crear estrategias que sean mucho más efectivas, así como tomar decisiones acertadas en pro a un buen futuro empresarial.

Consejos para evitar una métrica de empresa negativa

Es posible que el concepto del flujo de caja negativo sea un poco difícil de entender e implementar al comienzo, por lo que para evitar esos desesperantes números negativos en los fondos de inversión, podemos poner en práctica los siguientes consejos:

  • Aumentar las ganancias al mejorar las tarifas de los productos/servicios.
  • Ofrecer ofertas y descuentos especiales que atraigan clientes.
  • Evitar a los consumidores morosos o a los que se demoran en cancelar.
  • Cuidar los créditos, tanto solicitados al banco como los ofrecidos a clientes.
  • Analizar qué gastos son necesarios y así reducir las pérdidas.
  • Adquirir lo indispensable para comenzar y aumentar el inventario paulatinamente.
  • Negociar con los proveedores para llegar a acuerdos favorables para ambos.

Esto no es todo, ya que una métrica de empresa negativa puede presentarse cuando existe una mala gestión, tanto del dinero de los fondos como al tomar las decisiones, que conlleven directamente al burn rate. Además, existen empresas que requieren mayores consideraciones porque necesitan del consumo activo para llevar a cabo la producción; un ejemplo de ello, son las cadenas de comida rápida.

Mientras aprendemos a utilizar la burn rate formula podemos implementar los consejos antes mencionados en el día a día de nuestra empresa, cuidando que los gastos no se vuelvan un problema agresivo y continuo. En resumen: ¿para qué sirve el flujo de caja? Para cuidar los intereses de nuestra Startup y obtener un mejor futuro con la misma.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.