¿Cómo aprender a amarse a uno mismo para poder amar a los demás?

En la vida tenemos momentos buenos y otros malos; de pronto te das cuenta que tu autoestima está muy por debajo de las expectativas deseadas. Transcurren eventos que hacen dudar de nosotros mismos, inclusive de sentirse menos preciado. Pero, si te detienes y piensas con claridad ¿qué está sucediendo? ¿Por qué me siento de esta manera? ¿Acaso las personas no me quieren tal como soy? La respuesta es obvia y la vamos a aclarar mientras avanzamos en este contexto. Te aseguro será un ayudante natural y hará que te enfoques bien hacia el camino adecuado.

Es necesario comprender la teoría de amarse a sí mismo al igual de quererse a uno mismo es el comienzo de todo en la vida. Esto tiene sentido. Si detallamos cada fragmento de estas frases, podemos conjugar que no somos capaces de amar a ninguna otra persona sino comenzamos a amarnos primero a nosotros mismos; y no es en sentido de egoísmo sino, en sentir amor propio para luego expandirlo en nuestro entorno. Cada sujeto social debe aprender a amarse y a su vez cuidarse a si mismo primero, con esta fórmula logras comprender que la sociedad no te va amar, pues eres tu o somos nosotros los que tenemos que sentir amor propio y es cuando la sociedad acepta devolvernos en proporciones elegidas por ellos, el amor que creen somos merecedores de recibir.

El amarse a sí mismo no es egoísmo

La sociedad está compuesta por miles de modelos de personas los cuales muchos son sentimentales y amantes del amor bonito; otros se mantienen alejados de sentimientos recíprocos y otros individuos son renuentes a aceptar sentimientos que saben son capaces de quebrantarlos. Antes estas diversidades, no sabemos qué estructuras de amor propio se deben aplicar. Pero si en tu entorno existen personas que manejan modelos de falta de amor propio, oriéntalos a salir de ese fondo donde están sumergidos, impúlsalos a tomar las riendas de su vida, a llenar sus días de colores alegres y hacerles entender que amarse y quererse a uno mismo es el comienzo de todo en la vida.

Sin amor propio nada saldrá bien; si no te amas tal cual eres, no amas a nadie, es asi, suena duro y dramático pero es la absoluta realidad. Aquel ser humano que carece de amor propio no es capaz ni de amarse a sí mismo ni al prójimo que lo rodea. La sociedad no te amara si tú no los amas, es un efecto boomerang; y para que esto suceda debemos o deben amarse para aprender a amar.

Algunas personas vociferan que es mejor amar sin ser amado, eso es absolutamente falso. Todos y cada uno de nosotros soñamos a niveles de relaciones sentimentales se trata, ser correspondidos por la persona amada. Esta teoría en este artículo no funciona; si ofrecemos afectos, atención, comprensión, etc, siempre esperamos recibir lo mismo en iguales proporciones y quien diga lo contrario está mintiendo, bien sea a su amor propio o a la sociedad que lo rodea.

El respeto y consideración que tengamos para con nosotros mismos, es una ventana mágica abierta al quererse a uno mismo, esto significa que es el comienzo de todo en la vida. ¿Comprendes cuando digo “todo en la vida”? Pues te lo dejo de tarea para que pienses un poco más. Cada uno de nosotros tenemos convicciones y puntos de vistas diferentes. Amarse propiamente es entrar en plenitud con el corazón, mente y alma. Todo fluye de forma natural; eso se obtiene gracias a saber amarse a uno mismo.

¿Sabes cómo dejarte querer?

Es abrir los brazos a plenitud y sentir que abrazas el amor, la vida, los días, las noches, la respiración, los amigos y compañeros laborales, aceptar tus tareas diarias de manera optimista, es fluir con sonrisa pintada en tu rostro manifestando que tienes paz mental y eso te hace feliz. Es la mejor manera de amarse uno mismo.

Si no sabes dejarte querer toda expresión de amor creara desconcierto a su vez miedos y amenazas las cuales harán que huyas del ambiente acertado; es necesario amarse para aprender a amar a los demás. Nuevamente recuerdo, si no somos capaces de amarnos no seremos capaces de amar ni a las personas más allegadas a nuestras vidas. Tener amor propio abre brecha dentro de la sociedad en la que nos desenvolvemos a su vez aceptamos los gestos y consideraciones que tengan para con nosotros.

La vida se sintetiza de manera que nos ofrece oportunidades viables y distintas las cuales debemos ser cuidadosos al elegir, de la misma manera nos presenta sociedades arrogantes y tajantes con niveles destructivos gigantescos, pero si manejamos el amor propio y difundimos esos sentimientos fraternales, seguramente recogeremos esos mismos frutos. Aprender a amarse y cuidarse a si mismo debe ser lo primero ante las tantas circunstancias que se nos presenten.

Aptitud positiva, ego elevado, sin subestimaciones, autoestima por las nubes, aceptar lo que somos y quienes somos, la mirada siempre en alto, son patrones que hemos aprendido la lección de quererse a uno mismo es el comienzo de todo en la vida. Si requieres orientaciones psicológicas no dudes en buscarlas, recuerda que dichos especialistas, estudian las conductas de los humanos y saben cómo ayudar en pro a tus necesidades. Jamás dejes a un lado los sentimientos de tu vida, alivian tu alma y reconfortan tu mente; amarse a sí mismo no es un acto de egoísmo, no lo olvides.

Dianorah Chacin

Soy Dianorah, mujer soñadora y Redactora de Contenidos Freelancer. Amplio conocimiento en el mundo de la psicología y motivación personal para la superación de adversidades de la vida cotidiana.