Características y Tipos de SOCIEDADES MERCANTILES Para NUESTRO NEGOCIO

Todo negocio o empresa basada en la colaboración de un equipo de trabajo, bajo un acuerdo previo de beneficios, requiere de la implementación de una sociedad mercantil o comercial. De esta manera, la relación de bienes se desarrolla de manera jurídica a través de la sociedad en una empresa, protegiendo los intereses de todos los involucrados.

Existen 5 tipos de sociedades comerciales principales y éstas dependen de las actividades realizadas por la empresa, así como por el tipo de servicios o productos que ofrece. Para saber cuál sociedad mercantil nos conviene, debemos analizar la clasificación de las sociedades mercantiles y sus características individuales. Los invitamos a conocer más sobre este tema.

Tipos de sociedades empresariales y sus características principales

Básicamente, conforme a las normas y leyes de cada país, cualquier persona es capaz de constituir una sociedad en una empresa y tomar decisiones importantes sobre las actividades, el mercado y lo que ofrecerá dicha empresa. Sin embargo, el carácter jurídico no debe faltar ni recaer en una sola persona, ya que la sociedad creada posee intereses colectivos e individuales que deben ser protegidos, así como responsabilidades qué cumplir.

Es aquí donde entra la clasificación de las sociedades mercantiles, sus características individuales y la conveniencia según los intereses de los socios. Entonces, entre los tipos de sociedades comerciales a las que podemos acceder, están:

  1. Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.): En esta sociedad, todos los socios conforman una Junta Administrativa y participan activamente para tomar las decisiones. El aporte es indivisible y a partes iguales, por lo que ningún socio tiene más participación que otro; además de que todos reciben el mismo beneficio en base al patrimonio resultante. Para su conformación existe una tarifa mínima limitada.
  2. Sociedad Anónima (S.A.): Los tipos de sociedades anónimas son unos de los más comunes, ya que se forman a través de un grupo de socios que aportan contribuciones, aunque se escoge un solo titular representativo. Por lo general, la aportación general de capital posee una tarifa mayor a la de la S.R.L. Además, el aporte se realiza en efectivo, bienes o derechos, y cada socio puede tener menos o más participación.
  3. Sociedades Colectivas: Para esta sociedad, los socios aportan tanto capital como trabajo en la medida de sus posibilidades. Existe una cláusula adicional para esta sociedad, que obliga a la empresa a llamarse “compañía” o contener el nombre de todos los socios en el nombre de la misma. Además de esto, los socios pueden tener diversos cargos, responsabilidades y derechos.
  4. Sociedades Comanditarias Simples o por Acciones: Se puede considerar como una S.A. o una S.R.L, dependiendo del tipo. En el caso de las Simples, no existe una tarifa mínima para conformarla, mientras que las de Acciones si tienen una tarifa limitada. En este sentido, las responsabilidades de los socios también son limitadas, a excepción del socio representativo.
  5. Sociedades de Capital e Industria: Se trata de una sociedad conformada por dos tipos de socios, los capitalistas que aportan los bienes monetarios y los industriales que aportan exclusivamente trabajo. Adicionalmente, los capitalistas son los representantes ante las obligaciones, aunque también pueden aportar trabajo sin llegar a convertirse en industriales. En algunos casos pueden ser reconocidas como sociedades colectivas.

Adicional a estos 5 tipos de sociedades empresariales principales, también podemos encontrar Sociedades Civiles, Cooperativas, Laborales y Comunidades de Bienes. Entonces, ¿cuáles son las características predominantes de las sociedades mercantiles? Son, dependiendo de la sociedad, las siguientes:

  • Se forma con la sociedad de 2 a 5 personas.
  • Se requiere cancelar una tarifa limitada o ilimitada.
  • Las responsabilidades recaen en un representante o en la Junta Administrativa.
  • Los aportes de capital pueden ser indivisibles o según la capacidad monetaria de cada socio.
  • Todos los socios participan, a partes iguales o en menor medida.

Según la clasificación de las sociedades mercantiles, ¿Cuáles son sus beneficios?

Hemos hablado de los tipos de sociedades comerciales más importantes o comunes de la actualidad y sus características, por lo que solo nos queda mencionar los beneficios que éstas pueden ofrecernos al formar una empresa. Por ejemplo:

  • Las sociedades pueden conformarse con capital tanto nacional como extranjero, además de que puede ser aportado por inversionistas, como suele suceder en la mayoría de los casos.
  • La empresa puede desarrollarse con un capital inicial bajo, siempre y cuando el tipo de sociedad, servicio y mercado lo permitan. En algunos países, los tipos de sociedades anónimas o de responsabilidad limitada ya no tienen tarifas mínimas.
  • Los acuerdos dentro de la sociedad en una empresa pueden llegar a ser bastante flexibles, siempre que se validen las necesidades y se aseguren los beneficios para cada uno de los socios.
  • La Junta Administrativa toma las decisiones en conjunto, llegando a acuerdos totalitarios. Asimismo, son los mismos socios los que controlan los temas más relevantes para la ejecución de las actividades empresariales. En caso de tener un representante, se les otorgan responsabilidades limitadas a los demás socios.

Gracias a todo lo que hemos hablado en este post, podemos concluir que los diferentes tipos de sociedades empresariales, con sus características y ventajas, son un excelente aporte jurídico en la creación de las empresas. Por tanto, si estamos a punto de estructurar un equipo de socios, lo ideal es verificar qué tipo de sociedad mercantil nos conviene más y regirnos por esta.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.