CASH FLOW OPERATIVO: ¿Cuál es la FORMA CORRECTA de INTERPRETARLO?

Cuando se busca detectar la liquidez de una empresa conforme a un periodo de tiempo, el flujo de caja operativo entra en escena para que los emprendedores definan las ganancias y pérdidas de la misma. En pocas palabras, a través de los tipos de flujo de caja se realiza un análisis de balance para valorar a la empresa.

Asimismo, también es importante conocer cuáles son esos tipos de Cash Flow y a qué están enfocados, como el flujo de caja de inversión, de financiación, operativo, bruto y libre. Además de que dentro de las estrategias financieras es importante saber cómo hacer un Cash Flow proyectado, lo que explicaremos más adelante. ¿Quieres saber cómo afecta en la rentabilidad? ¡Continúa leyendo!

TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué se NECESITA Para SER Un FREELANCER?

Tipos de flujo de caja y como hacer uno proyectado

Cada empresa requiere de un análisis de proyección que permita conocer cuan válida es a través del tiempo, de manera que se pueda saber cuál será el periodo de supervivencia de la misma conforme a lo que sucede con las entradas y salidas de dinero de la actualidad. Entonces, veamos cuáles son los tipos de flujo de caja y para qué sirven:

  • Operativo: Para atender las inversiones y solventar las deudas de la empresa es importante que conozcamos el flujo de caja operativo, el cual se calcula con el Cash Flow bruto, restándole los gastos o sumándole las ganancias.
  • Bruto: Se conoce como las ganancias netas de la empresa después de declarar los impuestos pertinentes, y sumarle los montos sobre inversiones o financiamiento, que se realizan de forma continua en un periodo de tiempo corto.
  • De financiación: Se trata de una medida que permite contrastar las ganancias con las deudas que posee la empresa, de manera que al conocer el valor total de la ganancia, se pueda validar la capacidad de esta empresa de contraer mayores deudas.
  • Libre: Después de recibir las inversiones, cancelar las necesidades de la empresa y solventar las deudas existentes, se obtiene el valor real y total del dinero disponible que se reparte entre los accionistas de la empresa; con esto se define si será necesaria una inflación de capital.
  • De inversión: Es el valor que se recibe y luego se gasta según las actividades de inversión; es decir, el flujo de caja de inversión es el que deriva precisamente de estas acciones, y se utiliza para gastos de material, inmobiliario o inventario, el cual se recupera solo con su posterior venta.

Cada uno de estos tipos de Cash Flow es de suma importancia para llevar a cabo las operaciones financieras de una empresa; sin embargo, también es importante que sepamos cómo hacer un Cash Flow proyectado de forma correcta. Como se trata de una especie de presupuesto, es necesario contar con las cantidades correspondientes a las ganancias y gastos esperados en un periodo de tiempo.

En este cálculo se incluyen los gastos naturales inherentes a los procesos de la empresa, las proyecciones de ventas y compras, los cobros al contado y a crédito, los préstamos recibidos y los pagos de impuestos. Con estos datos podremos conocer finalmente cual es la cantidad real de efectivo que ingresa y emerge de la empresa.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo se ESCRIBE un CURRICULUM VITAE?

La rentabilidad de la empresa y su flujo de caja operativo

La supervivencia de nuestra empresa depende del dinero que entra y sale de la misma; es decir, el flujo de caja operativo. Y al analizar los distintos procesos dentro de esta, podremos conocer si dentro de 3, 6 o 12 meses seguirá siendo viable para los accionistas o, si por el contrario, atraerá más deudas de las que puede solventar.

Los inversionistas, asociados y fundadores necesitan saber estos datos para definir cuántos beneficios podrá aportar la empresa a largo plazo, y si vale la pena realizar una inyección de capital o si será mejor retirarla antes de su quiebre. Es aquí donde el concepto de rentabilidad se relaciona enormemente con el flujo de caja y los diferentes tipos de Cash Flow.

Ahora bien, todos estos datos derivados de los tipos de flujo de caja nos proporcionan información, verídica y en tiempo real de la situación de la empresa, más no son valores que se puedan utilizar como referente para realizar alguna compra o venta grande. Esto es algo que debemos tener presente.

Es por ello que, antes de tomar cualquier decisión que involucre el futuro de la empresa, es necesario saber cómo hacer un Cash Flow proyectado y así sentar las bases de la misma.

En caso de que en el análisis de balance nos encontremos con más gastos que ganancias, entonces nos hallaremos ante una situación de pérdidas grave que deberemos solventar si no queremos entrar en banca rota.

TE PUEDE INTERESAR: 6 ERRORES al Hacer un CURRICULUM VITAE que NO CONOCÍAS