Causas del dolor durante relaciones sexuales que aún no sabías que existen

El dolor después de tener relaciones sexuales es algo bastante común, tanto para mujeres como para hombres, pero se presenta con mayor frecuencia en las mujeres en forma de ardor y dolor al orinar después de tener relaciones, siendo esta una de las principales causas de la disminución en el apetito sexual.

Las causas del dolor durante las relaciones sexuales pueden ser muy variadas, y 8 de cada 10 mujeres lo ha experimentado al menos una vez en su vida. El ardor después de tener relaciones en mujeres suele ser bastante molesto, e incluso puede llegar a incomodar horas después del encuentro sexual. ¿Quieres saber más sobre este problema? ¡No te apartes de la lectura!

SLOW SEX: La MEJOR FORMA de Disfrutar una RELACIÓN SEXUAL en PAREJA

¿Qué causa el ardor después de tener relaciones en mujeres?

El ardor y dolor al orinar después de tener relaciones sexuales es un padecimiento conocido como dispareunia, y se trata de un dolor en el área de los genitales que puede llegar a ser persistente en el tiempo, causando molestias durante el acto sexual, al caminar, al sentarse, al menstruar, etc.

¿Sabes si eres una Persona ESKOLIOSEXUAL? ¡AQUÍ TE LO EXPLICAMOS!

Este malestar puede ser causado por diversas causas, pero la mayoría se engloba en problemas físicos no detectados con anterioridad, o problemas emocionales recurrentes, que bien se sabe que afectan desde el pensamiento hasta el deseo sexual en la mayoría de las ocasiones.

Entender a nuestro propio cuerpo es primordial en estos casos para determinar la intensidad del dolor, ya que esto ayuda al médico a determinar cuál es la causa del problema. Ahora bien, entre las causas del dolor durante las relaciones sexuales, están los siguientes:

  • Infecciones;
  • Inflamaciones y/o lesiones en la vagina;
  • Diafragma o capuchón cervical mal ajustados;
  • Espasmos musculares o vaginismo;
  • Sequedad vaginal;
  • Anormalidades dentro del útero;
  • Infecciones y/o afecciones en los ovarios;
  • Cirugías vaginales;
  • Endometriosis;
  • Enfermedad inflamatoria en la pelvis;
  • Tensiones, estrés y distracciones durante el acto sexual;
  • Falta de lubricación.

Al sentir la primera molestia es importante que se hable con un especialista a tiempo, ya que de no tratarse este padecimiento la vida íntima y de pareja se verá totalmente trastornada, e incluso podría terminarse la relación amorosa. Para suerte de los pacientes, existen maneras de anticiparse al dolor después de tener relaciones sexuales.

¿Tener AMIGOS Con DERECHO es una EXCELENTE o PÉSIMA IDEA?

El ardor después de tener relaciones en mujeres es evitable, y después de diagnosticar eficientemente la causa del mismo, se puede solicitar un tratamiento médico, ya sea con medicamento o con consultas a terapia sexual.

Dolor después de tener relaciones: Tratamientos para su alivio

El diagnóstico de la dispareunia se basa en exámenes pélvicos y en los síntomas que los pacientes expliquen al especialista, es por eso que se hace énfasis en que debemos atender a las señales y definir la intensidad de dolor.

Entérate de los BENEFICIOS De la MASTURBACIÓN Masculina y Femenina Con Su Lado NEGATIVO

El ardor y dolor al orinar después de tener relaciones sexuales es una de las experiencias más desagradables en la vida, ya que la molestia puede llegar a ser insoportable y vergonzosa; no obstante, existen varios tratamientos para evitar este problema, los cuales son prescritos por un especialista ginecológico. Entre estos tratamientos, se encuentran:

  • Estrógeno tópico;
  • Fisioterapia y entrenamiento muscular;
  • Terapia psicológica;
  • Estimulación sexual;
  • Baños de asiento;
  • Anestésico, desinflamatorio, antibiótico.
  • Lubricación adicional.

En algunos casos se requiere de una intervención más profunda para aliviar problemas relacionados con los ovarios o con el útero, los cuales no pueden ser tratados con medicina o terapia y que acrecientan el ardor después de tener relaciones en mujeres.

Además de esto y como se mencionó anteriormente, algunas de las causas del dolor durante las relaciones sexuales son generadas por problemas psicológicos o distracciones que, aunque parezca difícil de creer, hacen que la vagina se cierre e impida el acto sexual con naturalidad.

Para solucionar esto, muchas veces se prescribe realizar terapias psicológicas-sexuales, donde se converse con un especialista sobre temas que puedan generar la disminución en el apetito sexual. Así mismo, dicho especialista puede ofrecer herramientas para enseñar a la pareja a disfrutar de su sexualidad sin problemas o sin penetración si así lo desean.

El dolor después de tener relaciones íntimas con nuestra pareja es una de las primeras causas de rupturas amorosas, ya que quien padece de dispareunia no desea tener ningún tipo de contacto sexual debido a las molestias causadas, y esto muchas veces se traduce en discusiones y alejamiento de la pareja.

Es muy importante que, si nuestra pareja sufre de este problema, seamos conscientes y le demos todo nuestro apoyo, de manera que se sienta cómodo a pesar de las circunstancias. Y debemos acudir al médico antes de que los síntomas empeoren, si somos quien padece de este problema, y así cuidar de nuestra salud.