CIENTÍFICOS Presentan el Primer “MICROCHIP VOLADOR” MÁS PEQUEÑO Del Mundo.

Muchos científicos se basan en la naturaleza para sus revolucionarios experimentos, y el caso del microchip volador más pequeño del mundo no escapa de ello. ¿En qué se basa la estructura de este microchip volador? Básicamente, en la forma en la que ciertas plantas diseminan sus semillas en el aire.

El Microchip con tecnología de vuelo es desarrollado por un equipo de la Northwestern University, ubicada en Illinois, y posee la estructura de un grano de arena. Así es, tan imperceptible para el ojo humano como funcional. Veamos que más se sabe sobre “el microchip que vuela” en este interesante artículo.

¿De qué trata el Proyecto del MICRO CHIP con TECNOLOGÍA DE VUELO?

El equipo de investigación se centra en crear dispositivos que contengan dos características extraordinarias: la capacidad de volar por sí solos y el tamaño adecuado para desplazarse por cualquier sitio. ¿Qué obtuvieron? El Microchip volador más pequeño del mundo, hasta los momentos.

Por otro lado, sus funciones aun no han sido determinadas al 100% debido a sus características; pero en líneas generales, se cree que este microchip que vuela será capaz de monitorear diversas zonas con características ambientales diferentes. Con ellos se podrá monitorear a las poblaciones y zonas rurales en búsqueda de señales de contaminación, enfermedades, etc. Además de esto, los chips pueden ser dotados de diversas tecnologías que los hagan funcionar como antenas inalámbricas o sensores para la recolección de datos.

Se prevé que el éxito en su funcionalidad estará en enviarlos a las zonas de forma masiva, de manera que sean dispersados a diferentes latitudes para una recolección de datos más eficiente.

DESVENTAJAS del MICROCHIP VOLADOR que deben superar los Expertos.

El Microchip volador más pequeño del mundo posee una característica que lo vuelve contraproducente: un envío masivo de ellos podría derivar en contaminación ambiental, debido a sus materiales de construcción. Para solucionarlo, el equipo responsable estudia diversos materiales biodegradables para sustituir a los originales, de manera que el micro chip con tecnología de vuelo se desintegre naturalmente al cumplir sus funciones.

De momento, el siguiente paso será hacer que el microchip volador más pequeño del mundo sea completamente viable, tanto de forma individual como de forma masiva, y logre los objetivos planteados en el proyecto.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.