¿Cuál es el misterio tras las líneas de Nazca?

Desde su descubrimiento en el año 1940, el misterio de las líneas de Nazca de Perú ha sido el objetivo de teorías y especulaciones sobre su creación y significado, y ha ganado cada vez más adeptos, entre curiosos e investigadores, que se han dedicado a estudiar cómo se hicieron las líneas de Nazca.

Pero, ¿Por qué tanta curiosidad? Se debe principalmente a la creencia de que estas figuras solo pueden verse de forma detallada desde una altura específica, con ayuda de fotografías y software como el de Google Maps. Además de esto, su creación había sido tan incierta, que se vinculaba a fenómenos paranormales o a la visita de extraterrestres a las civilizaciones pasadas.

¿Cómo se hicieron las líneas de Nazca? Descubriendo el misterio

En un principio se creía que las líneas de Nazca habían sido creada como forma de señalización, para que los dioses ubicaran los caminos hacia los centros de adoración de la cultura peruana; sin embargo, esta idea no fue de mucho agrado debido a su simplicidad y varios investigadores, como el antropólogo Julio Cesar Tello, Georg Breunig o Jim Woodman, comenzaron a crear sus propias hipótesis.

En la actualidad, se sigue estudiando el misterio y después de tanto especular, un equipo de investigadores de la Universidad Yamagata, liderados por el doctor Masato Sakai, ha presentado sus hallazgos en la Sociedad Americana de Arqueología, afirmando que han descifrado cómo se hicieron las líneas de Nazca, su significado y finalidad.

Durante su investigación, descubrieron que las formas fueron creadas por dos culturas, realizando hasta 4 grupos de geoglifos diferenciados, pero con el mismo objetivo: dirigir o adornar el camino hacia la ciudad de Cahuachi desde el lugar de origen de cada cultura. Estos grupos poseen técnicas de delimitación y significados diferentes, y aparte del camino, lo que los une es la posibilidad de verlos desde grandes alturas, lo que aumentó el enigma.

Ahora bien, los primeros dos grupos de geoglifos corresponde a imágenes de animales de la región, como llamas, arañas y aves, y se encuentran en una zona conocida como el Valle del Ingenio; mientras que los otros dos grupos pertenecen a la zona del Valle de Nazca y tienen un aspecto peculiar, como seres sobrenaturales. Los dos primeros grupos son simple señalización, y los dos últimos son decoración.

En cuanto a su formación, se ha determinado que fue a través de un proceso de sustracción: los creadores solo tuvieron que extraer del suelo diversas rocas que se encontraban en tierra oxidada por diversos minerales. Al culminar la sustracción, se revelaban líneas en el suelo que no habían sido afectadas, las cuales tenían un aspecto mucho más claro en comparación con el resto del suelo, y es lo que hoy permite que las figuras sean observadas con Google Maps.

Se piensa que se utilizó un sistema a escala para el diseño previo con las rocas, aunque aún no se ha determinado exactamente el proceso de ejecución. Aparte de esto, se relaciona la durabilidad de estas líneas al clima de la zona, ya que al no poseer presencia de lluvias o aire caliente, ha permitido que estas se conserven a través de los años.

Gracias a toda esta nueva información, se ha podido desmentir las teorías de los fenómenos paranormales y las visitas de extraterrestres, pudiéndole devolver el crédito a las culturas responsables de semejante creación. Algo que sin duda ha sido motivo de orgullo para la civilización peruana, debido al ingenio del que sus antepasados gozaban.

Teorías especulativas sobre el enigma de las líneas de Nazca

En la especulación sobre este misterio, uno de los primeros precursores fue el escritor suizo Erich von Däniken, el cual publicó un libro titulado como “Memorias del Futuro”, donde afirmaba que la humanidad había recibido la visita de extraterrestres y que las líneas de Nazca no eran más que pistas de aterrizaje que los visitantes habían dejado tras su llegada.

Debido a lo impresionante de dicha teoría y al revuelo ocasionado a continuación, las hipótesis sobre los eventos y fenómenos paranormales relacionados al enigma fueron tomando mayor fuerza; tanto así que, al día de hoy, son muchos los que todavía creen en esa hipótesis. No obstante, esta no es la única teoría existente, también se tienen las siguientes:

  • Olimpiadas prehispánicas: Georg Breunig argumentaba que las líneas se trataban de pistas para algún tipo de carrera, similar a las de las olimpiadas, pero con la cultura ritual como objetivo.
  • Astronomía: La observación de Kosok, la cual determinó que varias de las figuras señalaban hacia la puesta del sol, lo hizo creer y proponer la teoría de que las figuras tenían una función astronómica.
  • Religión: Jim Woodman planteó la teoría de la adoración, haciendo alusión a seres que podían elevarse en el cielo y observar las líneas desde las alturas.

Muchos teóricos sostienen que las líneas solo pueden verse, en la actualidad, con plataformas como la que usa Google Maps; sin embargo, se ha demostrado que también pueden observarse desde las colinas cercanas, aunque no con tanto detalle como si se vieran desde el cielo.

Ahora que se ha desvelado el misterio sobre cómo se hicieron las líneas de Nazca, se podría decir que la población de los valles cercanos podrá tomar partido en su creación, como siempre debió ser. Esperemos que los próximos estudios en el tema sean enfocados a incógnitas más científicas y culturales, que paranormales.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.