DATO CURIOSO DE HONDURAS: ¡HALLAN especies extintas en la ciudad perdida del Dios MONO!

La ciudad del Dios Mono, así denominaron el extraordinario descubrimiento de una ciudad que se cree fue construida por una antigua civilización Precolombina en medio de la selva de centro América y que en la misma se descubrieron animales y fauna que se consideraban desaparecidas o en vía de extinción. La ciudad blanca perdida del Dios Mono se ubica en medio de las selvas de Honduras, en la cual se observan los mas extraordinarios vestigios arqueológicos pero lo mas interesante son la gran cantidad de especies que habían sido consideradas extintas y que resurgen entre los muros y desde lo más interno de estas estructuras como ocultándose de la civilización o esperando su propio resurgimiento.

Las interrogantes sobre la Ciudad perdida del Dios Mono, surgen de forma inmediata como por ejemplo quien y como en medio de la nada, en lo más encumbrado de la selva Hondureña surgió esta civilización; se cree que pudo ser la Cultura Maya sin embargo los vestigios presentan algunas diferencias entre si y también el distanciamiento geográfico de los asentamientos Mayas que se encontraban en Yucatán y Guatemala, durante la conquista Hispánica data el origen de este lugar pero nadie confirmaba la ubicación precisa del mismo; es Charles Lindbergh que siendo aviador logra avistarla desde las alturas pero sin determinar la ubicación exacta del lugar.

Los misterios que esconden la ciudad blanca perdida del Dios Mono

Theodore Morde, en el año 1940 localiza en esa región selvática una estatua gigante denominada La Mosquita, esta era la imagen de un Dios Mono el cual continua buscando pistas y rastros hasta encontrar la misteriosa ciudad, esto da origen al nombre de La Ciudad del Dios Mono, posterior al descubrimiento Morde fallese llevándose con sigo los datos secretos de la ubicación de esta localización, es hasta el año 2012 que una expedición de científicos investigadores logran dar con la Ciudad Perdida del Dios Mono al pasar por las más extraordinarias odiseas en la selva Hondureña.

A partir de este momento el Gobierno de Honduras estimula diversos trabajos arqueológicos debido a lo interesante y desconocido sobre las construcciones que allí se descubrieron pero se considera que esto es solo una mínima parte del hallazgo, ya que las especies de flora y fauna encontrada aún es incalculable; algunas especies están consideradas amenazadas y en otros casos algunas que se consideraban habían desaparecido de la faz del planeta resurgen misteriosamente del interior de la Ciudad Perdida del Dios Mono, se cree que esto se deba a lo intrincado de su ubicación en plena selva virgen y aislada del contacto con los humanos, principales destructores y depredadores de las especies del mundo.

Entre las especies halladas en la Ciudad Perdida del Dios Mono se encuentran más de 180 plantas, de estas más de 12 son vulnerables y 2 habían sido declaradas extintas, mas de 240 especies de insectos y polillas, un escarabajo extinto el Odontochila Nicaraguense, ejemplares del guacamayo Ara Ambiguus que se creía desaparecido y otras 6 especies de aves vulnerables, la serpiente Rhinobothryum Bovalli o falso coralillo que desde el año 1965 no se tenían datos de existencia, el misterioso murciélago Phylloderma Stenops que se registro como extinto desde ya más de 70 años; la lista aun es interminable la Ciudad Perdida del Dios Mono es considerada un tesoro invaluable de la humanidad y quien sabe que otros misterios resguarda en su interior aún sin descubrir, ¿será posible encontrar evidencias de civilizaciones desconocidas por el hombre actual?