El famoso Italiano padre crespi y sus extraños objetos que hacen historia desde tiempo antidiluvianos

Cuenta la historia italiana, que para finales de los años 1800, específicamente en 1891, nació un personaje que hoy hace historia, no es más que el señor Carlos Crespi Croci. Este importante personaje en su trascendencia de vida, estudio antropología en la universidad de Milán, tiempo después ingresa a la iglesia católica como monje salesiano convirtiéndose así en el padre crespi. En la actualidad, este popular personaje lo han asociado con el conjunto de objetos los cuales resultan extraños para muchos aportando trascendencia positiva en el tiempo. Lo asignaron a trabajar en la cuenca del Ecuador entre tribus indígenas, y fue allí donde dedico gran parte de su vida a obras sociales y benéficas hasta el día de su desaparición física.

El padre crespi, fue un personaje muy versátil. En su andar de vida logro ejercer distintos cargos aparte de su profesión inicial, fue botánico, maestro, explorador, director, coordinador de fotógrafos y a su vez músico, en sí, un gran polifacético por excelencia. Fue todo un excelente personaje. Su corazón lleno de caridad hizo que se ganara el respeto y amor de muchos tanto así que luego de su perdida física, realizaron una obra o estatua en la cual refleja la ayuda hacia un niño; tal imagen la pueden apreciar actualmente en la plaza maría auxiliadora-Ecuador.

Este gran personaje, tenía grandes sentimientos por los humanos, poseía calidad humana, su proceder constantemente fue aportar ayudas positivas que calmaran cualquier desespero de las personas que lo buscaban y el con su total amabilidad que lo caracterizaba, les prestaba apoyo incondicional. Hoy día, existe un grupo de personas abogando para que el vaticano le de reconocimiento como santo. Ecuador, específicamente la zona de la cuenca, aseguran que el padre crespi debe ser santificado.

La famosa colección de artefactos del padre crespi

El padre crespi fue un excelente personaje, humilde de corazón y con actitudes que a muchos asombró ya que no le importaba la clase social con la que en ese momento podía rodearse. Era sencillo, humilde de alma y espíritu, ayudaba constantemente y no le conocían la palabra “no”. Su dedicación en ayudar a los más necesitados era inagotable. Las personas no conseguían como pagar toda esa bondad que lo llenaba y desde ese momento decidieron llevarle en forma de pago, distintos artefactos llenos de gratitud.

De muchos rincones del país llegaron distintos objetos para enaltecer su amor por el prójimo, desde placas metálicas talladas, muchas de oro y otros metales los cuales eran importantes para ese entonces. El padre crespi viendo a tantas personas ejerciendo esos obsequios, decidió aportarles dinero para que no empobrecieran más. En el transcurso de las ofrendas, el padre crespi logro almacenar más de 40.000 objetos, los cuales luego de su muerte, el vaticano apoyo la idea de crear un museo y resguardar allí los distintos artefactos del padre crespi para que de esa manera los visitantes puedan disfrutar y admirar tales presentes.

En el transcurso del año 1973, fue entregado al padre crespi una biblioteca de oro, la cual fue encontrada en los distintos túneles de la cueva de los Tayos junto a otros objetos de oro, los cuales formaron parte de su extraordinaria colección. Es cuando de esa manera tan drástica los artefactos del padre crespi junto a él, saltaron a la popularidad creando fama mundial por tantos objetos coleccionados en su vida. Los libros que pertenecían a la biblioteca tenían las hojas de metales y oro, en ellas estaban grabadas distintas citas de vidas, todo un museo cada artículo de su pertenencia.

Pasado el tiempo, hubo un voraz incendio consumiendo todo lo que en el recinto existía, no quedo nada de aquellos artefactos del padre crespi. Una gran multitud de personas se abocaron a buscar rastros de aquellos obsequios y de esa forma poder reconstruir el museo pero toda búsqueda fue infructuosa. Existen distintas hipótesis en cuanto a si quedaron objetos recuperables o no. Existen distintas opiniones en cuanto al suceso y el destino de los objetos que para el momento del accidente probablemente hayan quedado en buen estado, concluyendo que fueron vendidos a los coleccionistas para sacarle provecho y otros opinan que los ocultaron en el sótano y de esa forma cerrar el ciclo del amado padre crespi y su antigüedad.

En la actualidad desconocemos el paradero de los objetos restantes. Los encargados del caso aún no han dado declaraciones específicas ni de los avances obtenidos. Tanto Italia como Ecuador, esperan pacientemente se resuelva este suceso y lograr que el Vaticano santifique al sacerdote, cura o padre crespi, siendo este un gran personaje de alma limpia, noble y sincera que merece ser amado por todos y alcanzar su sitial de honor entre el catolicismo.

Dianorah Chacin

Soy Dianorah, mujer soñadora y Redactora de Contenidos Freelancer. Amplio conocimiento en el mundo de la psicología y motivación personal para la superación de adversidades de la vida cotidiana.