El ORIGEN DEL UNIVERSO podrá ser descubierto con el nuevo TELESCOPIO JAMES WEBB de la NASA

A 32 años del lanzamiento del telescopio Hubble, la NASA ha decidido poner en órbita un nuevo equipo que podrá marcar un antes y un después en la historia de la exploración espacial. Se trata del telescopio James Webb, llamado así en honor al hombre que presidió los proyectos Mercury, Gemini y Apolo.

Su objetivo es el de descubrir la aceleración de la expansión del universo, así como su origen, por lo que se trata del proyecto más ambicioso de la NASA hasta los momentos. ¿Quieren saber más sobre como funciona el telescopio James Webb? ¡Continúen con nosotros entonces!

El telescopio que avanza en la historia de la exploración espacial

El reciente evento de lanzamiento tuvo lugar en la Guayana Francesa, en el puerto espacial de Kourou y en el cohete Ariane 5, responsable de posicionar al telescopio James Webb a 1,5 millones de kilómetros de la órbita terrestre. Esta distancia es necesaria para la exploración espacial del mismo, ya que logrará alcanzar rincones y lugares inaccesibles del universo.

El objetivo principal de la NASA es que este telescopio arroje respuestas sobre el origen del universo, confirmando las teorías ya antes descritas por científicos como Hubble o Hawking sobre la expansión del universo y las primeras galaxias y estrellas existentes. Por si fuera poco, se cree que podrá obtener datos sobre el funcionamiento de los agujeros negros y la presencia de la materia oscura.

En pocas palabras, para saber como funciona el telescopio James Webb es necesario entenderlo como una máquina del tiempo; esto se debe a que su diseño permitirá captar la luz de algunas galaxias antiguas, luces que no podrán ser captadas en la Tierra debido la velocidad en la que viajan en el tiempo. Es decir, el telescopio podrá obtener datos de sucesos que pasaron hace miles de años, quizá.

Se presume que la aceleración de la expansión del universo emitió longitudes de onda de luz infrarroja, la cual es imperceptible para el ojo humano; no obstante, será perfectamente visible para el telescopio. Gracias a esto, es muy posible que se revele el aspecto y posición de estrellas y galaxias que existieron en el origen del universo.

Ahora bien, el telescopio James Webb está compuesto por 18 paneles hexagonales de berilio bañados en una fina capa de oro, que conforman un espejo plegable 100 veces más potente que el del telescopio Hubble, capaz de reflejar la luz infrarroja a la perfección. Su medida es de 6,5 metros de ancho y tuvo un costo de 10 millones de dólares, aproximadamente.

Es importante recalcar que el responsable de cambiar la historia de la exploración espacial ha sido diseñado para trabajar alrededor de 10 años. Esto se debe a sus dos principales limitantes: Al encontrarse tan lejos de la Tierra será imposible reparar alguna de sus piezas claves; y necesita de la intervención de helio liquido a 267 grados bajo cero para enfriar el sensor que capta la luz infrarroja, por lo que al momento en el que el depósito de helio se vacíe, el telescopio probablemente se calentará hasta dejar de funcionar.

Se espera que, antes de que esto ocurra, el telescopio haya ofrecido suficiente información sobre el origen del universo y todo aquello que la NASA y la comunidad científica desconocen sobre el espacio. ¿Qué les parece?

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.