Guacamayo azul se encuentra fuera de peligro de extinción gracias a Bióloga

Alrededor de mundo siempre encontraremos personas comprometidas por sus ideales y ganas que de querer marcar la diferencia en cualquier ámbito que se encuentren, bien sea relacionado con el medio ambiente y la contaminación, los derechos de los niños, la pobreza o por la causa animal, siendo esta última una de las que con el paso de los años a tomados más fuerzas, gracias a que la humanidad ha ido poco a poco tomando más conciencia de los cuidados que se les deben otorgar.

En este ámbito, destaca de manera muy particular Neiva Guedes, una bióloga de procedencia brasilera que se ha dedicado por más de 30 años su vida, al servicio de los animales y más que todo a proteger a los hermosos guacamayos azules o Arada azul que son un símbolo del Pantanal en Brasil, los cuales estuvieron hasta hace poco en las especies en peligro de extinción.

Una noble causas, los guacamayos azules del Pantanal

Los guacamayos azules son conocidos gracias a su papel principal en la película infantil llamada Río, con la cual los creadores buscaban crear conciencia del peligro en el que esta especie se encontraba, ya que muchos expertos daban por finalizada su existencia, pero gracias al inigualable trabajo de la bióloga Neiva Guedes, que permitió que la bella especie conocida como Arara Azul pudiera salir de esta lista, lo cual le han generado múltiples elogios, tanto que fue colocada como para reconocimientos.

Neiva Guedes reconocida por ser la salvadora de los guacamayos azules se colocó en el mapa del Premio Faz Diferencia 2019 de Jornal O Globo, el cual otorga a todos los prestigiosos talentos brasileños en diversas áreas de actividad, ya que se le reconoce su trayectoria de más de 30 años dedicado al cuidado de estas majestuosas aves y al trabajo a favor del beneficio del medio ambiente, como a su vez a servicio de inspiración tanto para el país como para el mundo.

La maravillosa labor desempeñada por la bióloga brasilera Guedes, no ha pasado desapercibida ante los ojos del mundo, a pesar de que su trabajo y esfuerzo se trabajaron mayormente en silencio, sin embargo alguien si debe ser galardonado por ello y eso se significa mucho para la bióloga.

La bióloga brasilera a través del Instituto de Guacamayos Azules, logro eliminar de la lista negra de los animales en peligro de extinción a la especie conocida por su nombre científico como anodorhynchus hyacinthinus, el Guacamayo Azul. La clave fue la sensibilización por lo que debió involucrar el de educar a los demás para poder asegurar la continuidad de esta singular especie.

La bióloga Neiva Guedes converso con el canal de National Geographic, expresando que “Si ella hubiera querido completar únicamente con su maestría, y tras finalizar la recolección de los datos y se hubiera ido de aquel lugar, pero ¿Qué hubiera pasado con las guacamayas? de ser así, tal vez la especie las guacamayas azules se hubiese extinguido por completo; perdiendo por completa a una criatura tan rara, majestuosa y tradicional de aquel pantaneiro.

Esta labor no solo termina al recolectar datos, sino que se valora porque alientan a la comunidad para ayudar a la preservación de la especie por lo que: “hablamos y les mostramos a las personas lo que estábamos cuidando, que ellos tenían el privilegio de vivir junto a las guacamayas azules y tener esta convivencia armoniosa con las aves todos los días. Es una vida muy agradable y pacífica, la del pantaneiro tradicional junto con la naturaleza, muy armoniosa’’, dijo también a National Geographic.

La bióloga comento también de Mato Grosso do Sul al periódico O Pantaneiro, ‘’Hice una maestría en Ciencias Forestales y el guacamayo azul fue el objeto de mi maestría. Terminó convirtiéndose en un proyecto de vida, ya que el trabajo fue tan envolvente que terminé dedicándole casi 30 años’’ al igual que para Living Cycle que “Las personas viven con la naturaleza, pero no están atentas a esta. Si no contamos con los niños que son el futuro, con el tema de la naturaleza, se puede perder mucho.”

Gracias a esta noble labor que desempeño durante tanto años esta mujer, se pudo salvar toda una especie de desaparecer por completo de este mundo, ahora la responsabilidad recaerá en los habitantes de aquel lugar, el de seguir protegiendo y valorando a los guacamayos azules; pero no solo de estas personas sino de todas alrededor del mundo, ya que así como esta especie se pueden poder ayudar a salva muchas más con la ayuda, participación y conciencia de la humanidad.

Nathaly Rodríguez

Ingeniero Geólogo y Redactora de Contenidos Freelancer. Me apasiona la escritura y lectura de historias fantástica fuera de esta realidad en donde dejo volar mi imaginación. Me dedico actualmente a creación de mi propio blogs dedicado a la escritura, conjuntamente redacto mis propias novelas de aventuras y romances para darlas a conocer al mundo.