INTELIGENCIA ARTIFICIAL ha Desarrollado un MEDICAMENTO que será Probado por Primera vez en Humanos 2020

La ciencia médica moderna crece a pasos agigantados hoy en día, la inteligencia artificial crea medicamento para el trastorno obsesivo compulsivo TOC, así como también se logro el diagnostico de cáncer pulmonar y de senos a través de la Inteligencia Artificial de Google, ésta tecnología que se encuentra en plena evolución seguramente tendrá más y mejores aplicaciones futuras; el desarrollo de la estructura química de la molécula DSP-1181 es el resultado de estos avances y próximamente serán probados sus beneficios en humanos portadores de la enfermedad o sin ellas que participaran de forma voluntaria en la prueba.

El desarrollo de cualquier medicamento tiene un proceso no menor de 5 años, según lo afirma la BBC, por otro lado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas consideran que éste debe ser aproximadamente de 12 años desde el punto inicial hasta que el mismo es puesto en venta al público en general, esto confirma la importancia que tiene el avance científico-medico en el cual en menos de un año la inteligencia artificial crea medicamento para el trastorno obsesivo-compulsivo TOC algo sin precedentes. La Start-up Exscientia, de origen Británico, en conjunto con la empresa Sumitomo Dainippon Pherma de Japón, participaron en el desarrollo de la estructura química de la molécula DSP-1181, única realizada completamente por la IA y que próximamente entrará en fase de prueba en humanos.

La estructura química de la molécula DSP-1181

La estructura química de la molécula DSP-1181, es un potente agonista de acción prolongada de los receptores de serotonina 5-HT1A, estrechamente relacionada al tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo, que en la actualidad afecta a más de un millón de ciudadanos de Japón y a mas de tres millones de Norte Americanos, aunque no está clarificado plenamente el mecanismo del TOC, la disfunción en la corteza orbitofrontal, la corteza cingulada anterior y el cuerpo estriado se han visto altamente implicadas, la correcta selección de la estructura química de la molécula DSP-1181 es responsabilidad de la Inteligencia Artificial, según el Financial Times a través de una gran variedad de algoritmos se crearon millones de moléculas potenciales; se realizo un proceso de selección muy preciso para determinar cuál sería sintetizada y puesta a prueba.

¿Cómo esta inteligencia artificial desarrolló el medicamento?

La inteligencia artificial crea medicamento para el trastorno obsesivo-compulsivo TOC, con mucha más rapidez que lo métodos convencionales, para ello solo fue necesario probar 350 compuestos que representa una porción mucho menor que la que se requiere para obtener el mismo resultado representando en términos de productividad una gran ventaja, por otro lado los algoritmos usados son de aplicación general para la elaboración de otros tratamientos farmacológicos de otras enfermedades como por ejemplo las cardiovasculares y las clasificadas como extrañas, esto fue afirmado por Andre Hopkings de Exscientia.

El ensayo clínico en su primera fase se efectuará en Japón, donde se busca determinar si la estructura química de la molécula DSP-1181 es exitosa y poder ampliar su prueba en todo el mundo, en esta primera etapa de comprobación se busca definir el nivel de seguridad, si tiene efectos secundarios y poder establecer la dosis apropiada, para ello se contara con la participación voluntaria de entre 25 a 100 personas afectados o no con el trastorno obsesivo-compulsivo y del cual se espera obtener extraordinarios resultados para el beneficio de muchas personas en el mundo, en este punto tendríamos certeza de que la inteligencia artificial crea medicamento para el trastorno obsesivo-compulsivo TOC, pero también será la apertura de ésta para el desarrollo de muchas otras.