Jesús es un extraterrestre: Conoce a la sociedad que cree en los dioses alienígenas

Aetherius es una sociedad cuyo principal precepto es que Jesús y otros dioses son extraterrestres, ésta organización asegura que Buda, Moisés, Lao Tse eran dioses alienígenas portadores de inteligencia superior y provenientes de otros planetas, las predicciones hechas por éstos hablan de la llegada de un “Maestro Cósmico” a nuestro planeta con la misión de salvarnos. El Dr. George King, fundador de la secta religiosa asegura haber establecido comunicación con dioses marcianos y que el más grande de todos Aetherius lo tomo a él como elegido para representar al parlamento interplanetario en la tierra.

¿Cómo cree esta sociedad en estas teorías y a raíz de qué pensamiento nació?

El Dr. George K. según la sociedad pasó a ser el único ser humano capaz de establecer comunicación con el líder de los dioses alienígenas, éste tenía la particularidad de percibir la información a través del Yoga en otros casos por medio de la telepatía, hasta que fue sorprendido por la muerte en el año 1997. La organización religiosa ofrece en la actualidad la propagación de los mensajes de los dioses marcianos directamente en lengua extraterrestre, Mark Bennet uno de los directivos de la sociedad ha declarado abiertamente que Jesús es un ser extraterrestre y que en muy poco tiempo contaremos con su presencia, su rostro estará extraordinariamente iluminado, vestido con indumentaria conocida por todos, su calzado no será hecho por piel de animales de este mundo y con un poder inimaginable que sobrepasa el de cualquier ejercito establecido en el planeta e inclusive el de todos juntos.

Bennet manifiesta que el ser superior viajara en un vehículo nunca visto y que sus poderes psíquicos sobre el hombre son dignos de dioses alienígenas y que éste tendrá el poder de la inmortalidad, dijo que todo hombre deberá apegarse a su palabra y el que no lo cumpla será expulsado de la Tierra, haciendo referencia a los individuos que apoyan las guerras o que son indiferentes ante la pobreza y el hambre, éste confirma que el máximo líder de la organización Aetherius utilizara sus poderes en estos casos no de forma habitual a través de armas de guerra si no que al morir no tendrá derecho a la reencarnación en ser alguno de este planeta y la ejecutara en otros seres de una distinta galaxia.

La promesa de estos dioses marcianos es establecer el nuevo cielo en la Tierra donde no exista la miseria ni las guerras, Bennet sostiene que estos dioses alienígenas están diseminados en muchos otros planetas y que desean relacionarse plenamente con nosotros pero están esperando que la raza humana evolucione a un plano espiritual más elevado. La sociedad Aetherius mezcla la oración, el yoga, el ecologismo y el karma con la fiel creencia de que Jesucristo y otros dioses son extraterrestres cuya misión es salvar a la humanidad de nuestras propias miserias.