La conspiración Tesla y la teletransportación cuántica de los 80´s

Una noticia sobre teletransportación cuántica con fotones se hizo viral a mediados del 2019, donde se decía que científicos de China y Austria habían logrado hacerlo experimentalmente a través de estados cuánticos, pasando información de un fotón a otro fotón, siendo una teoría muy manejada por Nikola Tesla.

A raíz de esta noticia, salió a la luz la historia olvidada del Eldridge DE-173, una fragata estadounidense que navegaba por el mar en los años 80, de la cual se especula que desapareció en una nube de ondas electromagnéticas con toda su tripulación, para luego reaparecer segundos después, tal y como se esperaba de uno de los experimentos de Tesla.

El Eldridge DE-173 y la sospechada de teletransportación cuántica

Nikola Tesla dedicó su carrera científica a estudiar diversos problemas de física cuántica y ciencia en general, por lo que a la fecha de su muerte, logró dejar varias teorías planteadas sobre mundos paralelos, la manipulación del tiempo y el espacio, los escudos electromagnéticos y muchas otras que, en la actualidad, son un ejemplo para el avance tecnológico.

Entre tantas teorías de Tesla, una de las más destacables era la que hablaba sobre la teletransportación cuántica que, hipotéticamente, podría llevar un objeto físico unos segundos o minutos atrás en el tiempo, sin pérdida en su integridad, masa o características fundamentales.

¿Cómo se relacionan la fragata y los experimentos de Tesla? Pues bien, seis meses después del fallecimiento del científico, en 1943, la industria armamentística utilizó sus teorías para llevar a cabo un experimento de teleportación, con la intención de aplicarlo sobre la fragata y toda su tripulación, experimento que resultó ser todo un desastre.

Con los eventos de la Segunda Guerra Mundial, el objetivo era salvar las vidas de los tripulantes en las embarcaciones antes de que ocurriera una tragedia; sin embargo, se presume que los documentos encontrados sobre las teorías del científico fueron mal interpretados, ya que no se contaba con la asesoría y presencia del mismo durante el experimento.

Carlos Allende, presunto único testigo de lo sucedido, afirmaba que el Eldridge DE-173 desapareció de un muelle de Filadelfia en una nube de ondas electromagnéticas, similares a las descritas por Tesla en uno de sus experimentos, para luego aparecer a 350 kilómetros de distancia, y por último regresar al mismo muelle en Filadelfia, todo en tan solo segundos.

Con respecto a la tripulación de la fragata, se afirmaba que la mayoría había perdido la cabeza, dos entraron en combustión espontánea al llevar brújulas simples, uno quedó incrustado en una pared, otro desapareció y no volvió a ser visto, etc., información que fue suministrada por un hombre que se hacía llamar Morris Jessup.

No obstante, también se cree que toda esta historia es una simple leyenda, y que los testimonios de Allende y Jessup fueron una simple invención, ya que su existencia nunca pudo ser confirmada y no existen documentos que avalen la experiencia.

Experimentos de Tesla: Transporte cuántico de fotón a fotón

La publicación en Physical Review Letters describe que el estudio fue basado en las teorías de Tesla sobre la teletransportación cuántica para utilizar un estado cuántico de tres niveles en un fotón y su conocido cúbits, el cual está conformado por 1 y 0 y al que se le ha demostrado la existencia del 2 en este experimento.

Ahora bien, también se basaron en la teoría del método de Bell para los estados cuánticos, donde se unen las fibras ópticas de los fotones a través de multipuertos, que permiten la entrada y la salida de información. Realizando una selección en los patrones de indagación, se puede transferir cierta información sin interferir en el resto de la misma.

Con la confirmación de uno de los experimentos de Tesla más importantes del momento, se espera que se puedan conectar nuevos ordenadores cuánticos entre sí, los cuales tendrán una capacidad de transmisión, a través de internet, mayor a la que existe en la actualidad.

En China desean comenzar con nuevas pruebas sobre teletransportación multidimensional, que sería la base para nuevos estudios en la manipulación del tiempo y el espacio, como se esperaba que Nikola Tesla lograra, por lo que este experimento es de vital importancia. Jian-Wei Pan, perteneciente a la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, afirma que será un gran paso para las próximas generaciones.

Sea cierta o no la historia de la desaparición del Eldridge DE-173 en medio de una nube verde de ondas electromagnéticas, lo realmente importante es la posibilidad de recrear los experimentos y teorías llevadas a cabo por Tesla, lo que ofrece una esperanza de avanzar y prosperar en el ámbito científico y tecnológico de nuestra era, algo que el científico no pudo lograr en vida al 100%.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.