9 TIPS De LENGUAJE CORPORAL Para una ENTREVISTA De TRABAJO EXITOSA 2022

Sabemos que durante una entrevista laboral la comunicación verbal y el lenguaje corporal son factores que le muestran rasgos de nosotros a un buen entrevistador, características que dejamos ver de forma consciente e inconsciente. Por ello, lo que decimos y los gestos corporales en una entrevista de trabajo deben estar acorde con nuestras intenciones de quedar en el puesto ofertado.

Existen maneras de controlar o medir el lenguaje corporal en una entrevista laboral, pero el primer paso para tener éxito es conocer la importancia del lenguaje corporal en una entrevista de trabajo y como éste afecta el futuro de la misma. Veamos cuáles son las adecuadas técnicas de lenguaje corporal en una entrevista laboral y cómo debemos aplicarlas, ¡continúen leyendo!

TE PUEDE INTERESAR: LIDERAZGO De SERVICIO: ¿Qué es y qué BENEFICIOS nos Puede Aportar en la Vida?

¿En qué radica la importancia del lenguaje corporal en una entrevista de trabajo?

Desde el inicio de la entrevista es fundamental que el entrevistador conozca todos nuestros rasgos, sobre todo aquellas aptitudes que serán esenciales para el puesto al que optamos. Por lo tanto, el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo debe ser el correcto; de lo contrario, es posible que comuniquemos el mensaje menos adecuado.

Dicho esto, no es necesario que le digamos específicamente al entrevistador de lo que somos capaces de hacer, más bien debemos ser capaces de responder a las preguntas que éste nos realice de una forma sincera, confiada y relajada. De esta manera, nos aseguramos de evitar las incongruencias o por lo menos sabremos darle la vuelta a la entrevista para alcanzar el objetivo de salir victoriosos de la misma. Para lograr esto debemos manejar y aplicar las técnicas de lenguaje corporal en una entrevista laboral.

Normalmente, el entrevistador es quien dirige la entrevista, haciendo las preguntas correctas y analizando al entrevistado en todo momento; por ello, la premisa es “metérselo en el bolsillo” desde el inicio. Esto lo podemos hacer a través de 4 gestos corporales en una entrevista de trabajo: postura corporal, gesticulación de manos, contacto visual y actitud positiva.

¿Qué queremos decir con estos gestos? Primero que nada, que cuidemos nuestra postura en todo momento, que proyectemos confianza aún estando nerviosos y que mantengamos una actitud positiva, todo esto con el objetivo de reforzar la primera impresión y no dejar nada a las dudas.

¿Qué técnicas de lenguaje corporal en una entrevista laboral debemos aprender?

Hemos hablado de lo que debemos tener en cuenta sobre el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo, pero no de como podemos aplicarlo. Veamos entonces las 9 claves para controlar el futuro de la entrevista y ganarse al entrevistador:

  1. Ofrecer un buen apretón de manos: El apretón de manos es la primera fuente de información para el entrevistador, ya que suele ser el único contacto físico que se mantiene entre ambas partes. Para ofrecer la mano y dar una buena impresión, el apretón debe ser firme, agitando la mano mientras mantenemos el contacto visual.
  2. Cuidar la imagen personal: La segunda fuente de información que tendrá el entrevistador será la forma en la que nos vestimos para la entrevista, así como el uso de modificaciones corporales. Antes de salir de casa, debemos verificar que nuestra vestimenta, peinado, maquillaje (en caso de usar) y accesorios sea adecuado para el lugar al que nos dirigimos.
  3. Mantener una postura recta: Al ser invitados a sentarnos debemos mantener la compostura, evitando encorvarnos o lanzarnos sobre el asiento, mucho menos podemos recostarnos completamente de la silla. Lo ideal es que nos sintamos cómodos durante la entrevista, pero que no parezcamos aburridos o con prisas para irnos a casa.
  4. Evitar el cruce de brazos o piernas: El cruzar alguna parte de nuestro cuerpo le indicará al entrevistador que mantenemos una actitud defensiva, y esto limitará el intercambio de información. Si queremos transmitir confianza, es importante que evitemos cualquier postura que nos haga parecer cerrados ante la conversación.
  5. Controlar los tics corporales: Entre los gestos corporales en una entrevista de trabajo que debemos controlar más se encuentran los tics nerviosos, como morderse las uñas, jugar con el cabello, mover la pierna, y todo tipo de cosas que nos hagan lucir ansiosos. Hacer esto solo le comunicará al entrevistador que estamos nerviosos e impacientes por culminar.
  6. Gesticular con las manos: Si somos de los que “hablamos con las manos” debemos permitirnos seguir haciéndolo en la entrevista, de manera que no nos veamos forzados a controlar algo que hacemos naturalmente. Sin embargo, es importante que no gesticulemos en exceso, así evitaremos que nos distraigan o luzcamos demasiado emocionados.
  7. Conservar el contacto visual: Es importante que el entrevistador se sienta atendido y que nosotros verifiquemos que nos presta atención, por lo que el contacto visual es esencial. A pesar de su importancia, no debemos hacerlo en exceso o el entrevistador podría sentirse retado; o, al contrario, si lo hacemos poco podría denotar desconfianza en nosotros mismos.
  8. Usar las expresiones faciales: Si han escuchado la frase “su cara es un poema” sabrán a qué nos referimos. En muchas ocasiones nuestro rostro hablará antes de nuestra boca, por lo que debemos usar las expresiones más positivas. Si tenemos dudas o algo nos sorprende, mejor pensar la forma correcta de transmitirlas.
  9. Evadir el exceso de simpatía: No debemos confundir el transmitir confianza con mantener una actitud excesivamente simpática con el entrevistador, ya que esto se puede convertir en una situación incómoda o malinterpretarse. Los chistes y las frases fuera de tono deben quedar afuera de la conversación en todo momento.

Teniendo en cuenta estas técnicas, así como la importancia del lenguaje corporal en una entrevista de trabajo, podemos concluir que ante una situación tan exigente como ésta lo ideal es que nos mantengamos con una actitud que llame la atención positivamente, y que concuerde con lo que nuestro curriculum vitae muestra y queremos comunicar. Ahora que saben esto, ¡dominarán cualquier entrevista laboral!

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.