Lenguaje corporal para una entrevista de trabajo

La comunicación que se emite con el lenguaje corporal para una entrevista de trabajo es crucial en todo momento, debido a que hay mucho que mostrar de forma consciente e inconsciente con la forma en la que nos dirigimos a otros; además, con esto podemos generar tanto buenas como malas impresiones.

Durante una reunión con un entrevistador pueden suceder cosas inesperadas, como una pregunta que nos deje fuera de base, como una prueba psicológica para conocer nuestra personalidad. Es por esto que debemos estar preparados para lo que sea que pase, con una actitud ganadora sin dejar a un lado la humildad. ¿Quieren saber cuáles son las claves para una entrevista de trabajo positiva? Entonces continúen leyendo un poco más.

¿Por qué el lenguaje corporal es importante en una entrevista de trabajo?

Es importante que lo que conocerá el entrevistador de nosotros durante la entrevista concuerde con quienes somos, y debemos mostrar todas las cualidades que poseemos sin necesidad de mencionarlas específicamente; el principal objetivo es dejar entrever confianza a partir de nuestra propia autenticidad.

Ahora bien, las incongruencias durante una entrevista de trabajo pueden suceder en cualquier momento; sin embargo, se debe estar bien preparado para afrontarlas, por lo que es importante que el lenguaje corporal vaya en concordancia con nuestras palabras al responder a las diversas preguntas.

Un entrevistador capacitado sabe reconocer lo que en realidad se quiere revelar, tanto de lo que se dice como de lo que no, y normalmente son éstos los que llevan la dirección durante la entrevista; ganarse al entrevistador no es demasiado difícil, pero debe hacerse de forma natural y relajada.

Claves para una entrevista de trabajo con resultados efectivos

El lenguaje corporal para una entrevista de trabajo consta de 4 aspectos principales, y es necesario que se aprendan a manejar para controlar los nervios en los momentos oportunos; para evitar las tensiones innecesarias, estas son las claves para una entrevista de trabajo que les recomendamos manejar:

  • Una postura corporal apropiada: A medida que la entrevista avance, es importante que mantengan una postura apropiada, ni muy relajada ni tampoco estresada; siéntense de forma cómoda, y no eviten moverse si lo necesitan.
  • Tip: No se sienten ni muy hacia atrás, ni muy hacia adelante.
  • Una gesticulación de manos no excesiva: Es cierto que muchas explicaciones van mejor acompañadas con las manos, pero esto no debe ser excesivo, brusco o inseguro. Tampoco las mantengan en los bolsillos.
  • Tip: Muevan sus manos en momentos oportunos, de forma decidida.
  • Un contacto visual correcto: Esquivar la mirada del entrevistador genera inseguridad sobre ustedes, y es importante que el entrevistador pueda formar el contacto que le facilitará las respuestas no verbales.
  • Tip: No evadan la mirada en ningún momento, ni en preguntas difíciles.
  • Una sonrisa segura y amable: Las expresiones son la mejor forma de comunicar seguridad, amabilidad y tranquilidad durante la entrevista de trabajo; esta no debe ser fingida en ningún momento, sino auténtica.

Tip: Recuerden que no están en una cita amorosa, sonrían con firmeza pero sin coquetería.

Además manejar éstas claves para una entrevista de trabajo efectiva, es muy importante recordar otros aspectos esenciales; es decir, mantengan una actitud positiva, la primera impresion debe ser adecuada y no se nieguen a toda esta experiencia. A su vez, deben controlar lo que dicen y como lo dicen, ya que no se encuentran en una conversación casual.

¿Cuáles son las claves del lenguaje corporal con mayor significado?

Aparte de los aspectos relevantes en el lenguaje corporal para una entrevista de trabajo, también existen varias claves que se realizan de forma inconsciente, y que reflejan aspectos diferentes para un entrevistador. Entre éstas claves, destacan las más frecuentes:

  • Tocarse el mentón: Considerar una decisión.
  • Enlazar las manos: Sentimiento de autoridad.
  • Tirarse del lóbulo: Sentimiento de inseguridad.
  • Desviar la mirada hacia abajo: Negación hacia lo que se dice/escucha.
  • Frotarse las manos: Sentimiento de impaciencia.
  • Jugar con el cabello o comerse las uñas: Sentimiento de inseguridad.
  • Cruzar las piernas y balancear el pie: Sentimiento de aburrimiento.
  • Cruzar los brazos en el pecho: Mantenerse a la defensiva.

Es importante conocernos a nosotros mismos lo suficiente, para así tener claro cuáles son las acciones negativas que hacemos de forma inconsciente e igualmente, evitarlas en la entrevista; de esta manera, no generaremos malas impresiones ni incomodidades durante la conversación.

Refuercen la primera impresion con una actitud coherente

Les hemos explicado que el lenguaje corporal para una entrevista para un nuevo trabajo es la parte con mayor importancia, pero también se debe generar una excelente primera impresion al llegar a ésta; para lograrlo, utilicen un outfit complementario para la ocasión, y resalten sus atributos sin ser sugerentes.

Así mismo, si la entrevista se realiza de forma presencial, ofrezcan la mano para presentarse y aprieten la del entrevistador con firmeza, de esta manera le proyectarán toda su confianza al mismo y el podrá conocer sus rasgos de forma más apropiada.

Ahora bien, cuando se enfrenten al entrevistador, deben transmitirle la mayor información posible sobre sí mismos, pero de una forma dinámica y simpática, de manera que todo fluya con calma y se logre el objetivo: una respuesta auténtica y efectiva ante el entrevistador.

Conservar una postura adecuada al sentarse, mantener el contacto visual siempre que sea necesario, gesticular adecuadamente con sus manos, sonreír aunque les den una mala noticia y utilicen las claves para una entrevista de trabajo a su favor. Disfruten la experiencia con la mejor actitud.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.