JARDINES De CORAL: La NUEVA Oportunidad de Vida para los ARRECIFES De CORAL

Los estragos que causan la mayoría de los turistas en los arrecifes de coral han hecho que esté ecosistema se vea gravemente afectado, ya que el nivel de contaminación e ignorancia les hace cada vez más daño; sin embargo, una idea se ha venido desarrollando en los últimos meses, conocida como los jardines de coral, capaces de recuperar el ecosistema y proteger la ecología donde esta especie reside.

Los efectos negativos del turismo han afectado a la mayoría de zonas de nuestro planeta, y en el caso de estas especies acuáticas de gran valor, es importante aprender cómo proteger los arrecifes de coral, ya que son la especie que regula la cantidad de dióxido de carbono en el mar y sin ellos, su nivel seria crucial para el resto de especies que conviven con ellos.

Jardines de coral, ¿en qué consiste esta idea?

El objetivo principal de los jardines de coral es poder frenar los efectos negativos del turismo que sufren las especies más vulnerables, como los arrecifes coralinos, los cuales mueren al ser tocados o pisados por los buceadores inexpertos que caminan sobre el suelo marino sin ningún tipo de precaución.

Esta idea ha sido desarrollada por el oceanógrafo malasio Anuar Abdullah, el cual utilizó el concepto de recuperación de los bosques tropicales, y ha decidido ponerlo en práctica de la misma forma en los arrecifes de coral, de manera que sea la propia naturaleza la que se encargue de salvar a la especie.

El procedimiento es sencillo: los jardineros de coral ubican los trozos enfermos o cortados de los corales, para luego trasladarlos a viveros especiales donde son tratados hasta que alcanzan un tamaño y fuerza ideales; por último, son trasplantados en zonas vitales, donde los colares culminan su crecimiento y se convierten en los nuevos arrecifes.

Esta técnica ha sido perfeccionada en los últimos meses, y se busca ponerla en práctica en las zonas más sensibles por el efecto de la contaminación y del hombre; un ejemplo de estas zonas son Maya Bay, Koh Phi Phi y Koh Lanta, las cuales se encuentran atestadas de turistas y barcos encallados en sus aguas.

Se cree que esta técnica ayudará a la propagación de los arrecifes de coral de forma natural, creando un ambiente agradable para su supervivencia; además, una de las medidas que se desea tomar para su resguardo, es limitar la cantidad de personas que pueden estar presentes en sus cercanías.

Así mismo, se promoverán acciones protectoras, como prohibir el uso de pirotecnia y de plásticos, de forma que los corales no sean los únicos salvaguardados en las zonas turísticas, también la flora y la fauna de cada lugar se verá protegida, permitiendo conservar la biodiversidad intacta.

¿Cómo proteger los arrecifes de coral de los efectos negativos?

Como mencionamos anteriormente, los arrecifes de coral son una de las especies acuáticas más vulnerables, por el simple hecho de que no se pueden proteger así mismas de la presencia de los humanos inexpertos, y siempre se ven dañadas y afectadas por los turistas buceadores. Para combatir la ignorancia y aprender cómo proteger los arrecifes de coral en nuestra visita, tenemos estos consejos:

  • No tocar los colares: Los corales son animales muy pequeños aunque no lo parezcan, por lo que suelen ser quebradizos y sufrir daños con facilidad, a pesar de que sus esqueletos son de calcio duro, se estructura puede ser rota muy fácilmente. Es importante mantener control en nuestro cuerpo para evitar golpearlos, rozarlos o tocarlos.
  • No pescar en zonas cercanas: Cuando los corales se encuentran de cerca con anclas, redes de pesca, anzuelos o sedales, sufren daños irreparables que pueden causarle la muerte. Por eso es ideal encallar en zonas alejadas de los arrecifes coralinos, donde los botes queden fijos pero no puedan tocar por accidente a los corales.
  • No tirar basura al agua: Si se deja basura en el mar, eventualmente esta entrará en contacto con los corales asfixiándolos hasta la muerte, ya que ellos también necesitan espacios limpios para vivir. Este es uno de los principales efectos negativos del turismo mundial, cuando los turistas son personas irrespetuosas con el medio ambiente.
  • No comprar recuerdos coralinos: Los colares son pescados por su atractivo para la joyería y en el proceso son maltratados, además de que mueren al estar fuera de su ambiente natural. En muchos países esta pesca es ilegal, mientras que en otros no, y si se evita la compra de recuerdos no tendrán más remedio que desistir de su pesca.
  • Ayudar en su conservación: Los jardines de coral también pueden ser cuidados por turistas responsables durante su estadía en estas zonas, y esta es una de las iniciativas que el oceanógrafo malasio quiere poner en práctica, de manera que se cree consciencia sobre los peligros que vive esta especie, y sobre su correcto cuidado.

Ahora que sabemos cómo proteger los arrecifes de coral, lo ideal es que si nos dirigimos a una isla o playa, o sabemos de alguien que tenga ese destino vacacional, pongamos en práctica lo conocido hoy y creemos una buena consciencia, teniendo en cuenta que estaremos apoyando al cuidado de un ecosistema hermoso, pero frágil; finalmente, la naturaleza nos lo retribuirá.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.