MEJORES CONSEJOS Para aprender a Calcular el Cobro por TÚ TRABAJO como Freelancer 2021

Como freelancer debemos aprender a cobrar lo justo por cada uno de nuestros trabajos, ya sea que busquemos establecer una tarifa o prefiramos cobrar una tasa según el trabajo a realizar. Sin embargo, al depender de tantos y tan diversos factores, saber cuánto cobrar por hora de trabajo puede ser una tarea titánica.

Los freelancer exitosos saben cuánto cobrar por asesoría o trabajo sin problemas, debido a la experiencia que van ganando con la práctica, por lo que aprender a calcular el precio de nuestro trabajo no es algo complicado al saber qué hacer. ¿Eres de los que no usa una calculadora freelance? Entonces los consejos que hoy traemos son para ti. ¡Continúa leyendo!

Primeros pasos para saber cuánto cobrar por hora de trabajo

Existen factores que dependen directamente de nosotros mismos al realizar el cálculo del cobro justo por nuestro trabajo, pero también existen otros que son generales y que pueden afectar a todos en un mismo gremio; es decir, según la profesión de cada freelancer. En este sentido, debemos estudiar a fondo estos factores externos, con el fin de tener una idea clara de cuánto cobrar por asesoría o proyecto. Veamos una explicación sobre éstos y lo que debemos hacer:

  • Mercado: Este factor depende directamente de nuestra profesión y el tipo de trabajo que realizaremos, en el que suele existir una tarifa promedio de cobro entre freelancers del mismo mercado. A pesar de que no todos los trabajos son similares, lo cierto es que existe una base por la cual partir. No es necesario tomar la tarifa promedio como única, pero es importante conocerla.
  • Inflación anual: Queramos o no, la inflación de cada país en el que trabajemos puede afectarnos exponencialmente. Debido a esto, es muy posible que debamos ajustar nuestra tarifa personal, aumentando el cobro cada cierto tiempo. En este sentido, debemos considerar nuestro propio país y el país de nuestros clientes.
  • Impuestos sobre ganancias: En algunos países, aunque trabajemos de forma remota o independiente, debemos devengar impuestos que dependen de nuestras ganancias anuales y debemos calcularlos aparte de nuestras necesidades.
  • Recargos o imprevistos: Como en cualquier otro trabajo, los recargos de servicios adicionales y los imprevistos son parte de la profesión. Estos deben ser considerados siempre que ocurran y deben formar parte de nuestra tarifa de trabajo, incluso aunque tengamos que aumentarla para no perder dinero.
  • Presupuesto del cliente: Para negociar con el cliente es importante saber hacer las preguntas correctas, por lo que adicional a lo que busca con el proyecto, debemos conocer cuál es el presupuesto que planea invertir en el mismo. De esta manera, podremos estar un paso adelante, aunque no todos los clientes estarán dispuestos a responder esa pregunta.
  • Urgencia en las entregas: En algunas ocasiones, los clientes nos solicitarán que el proyecto sea entregado antes del tiempo acordado, o en menos tiempo del que acostumbramos. Para estos casos, es necesario hacer un aumento de la tarifa, ya que necesitaremos invertir un mayor esfuerzo y horas de trabajo en un espacio menor de tiempo.

Teniendo en cuenta estos factores externos, podemos realizar una investigación mucho más específica de todo lo que puede afectar a nuestra tarifa, de manera que podamos aprender a cobrar lo justo y a no retrasarnos en el ajuste de precios.

Algunos trabajadores remotos utilizan una calculadora freelance para saber estas tarifas, pero lo ideal es conocer la base de éstas, en caso de que nuestros clientes deseen mayor información.

Factores internos utilizados con la calculadora freelance

Al momento de ajustar cuánto cobrar por hora de trabajo o de asesoría, debemos tener en cuenta lo que sí depende directamente de nosotros y que influye no solo en la tarifa, también influye en la calidad de nuestro trabajo. Estos factores internos son propios de cada freelancer, pero pueden englobarse para un mejor entendimiento. Conozcamos entonces cuáles son y cómo analizarlos:

  • Tiempo disponible: El tiempo que le dediquemos al trabajo depende de nuestras responsabilidades ajenas al mismo, el descanso, el entretenimiento, etc. Además, es muy importante que podamos definir cuántos y qué tipo de proyectos podremos realizar en un mes, sin llegar a extralimitarnos. Lo ideal es que exista un equilibrio.
  • Necesidades propias: Se trata del dinero que necesitamos para cubrir nuestras necesidades económicas, y el margen de ganancia para ahorrar o entretenernos. En este sentido, debemos incluir todos nuestros gastos al mes, incluyendo hasta costos médicos, servicios, transporte, etc.
  • Educación profesional: Aunque seamos freelancers, no quiere decir que no invirtamos tiempo y dinero en preparación. Esto debe ser valorado por el cliente, ya sea de forma directa o indirecta, por lo que es uno de los factores más importantes. En este caso, también entra la experiencia que tengamos en el campo, cosas que no se aprenden con la teoría.
  • Equipo y herramientas: Dependiendo del trabajo que realizamos, necesitaremos de ciertas herramientas y equipos con los que no siempre contamos al iniciar. En este sentido, lo ideal es que trabajemos también para mejorar los que tenemos o adquirir nuevos.
  • Gastos operativos: El tiempo, la educación, los equipos y la mano de obra no son los únicos factores de importancia, también debemos considerar los insumos, como el internet, la energía eléctrica, entre otros que son relevantes e indispensables para llevar a cabo nuestras tareas.
  • Complejidad del trabajo: Dependiendo de lo que busque el cliente y conforme a nuestra experiencia, el proyecto puede ser más o menos complejo para nosotros. Si hay cosas que debemos resolver que desconocemos, deberemos invertir en conocimiento y, por tanto, este costo debe ser considerado; siempre y cuando no lo hayamos ofrecido nosotros.

Como consejos adicionales, es importante que siempre nos mantengamos firmes al establecer una tarifa. Quizá el cliente actual no esté de acuerdo, pero existirán otros clientes que lo considerarán como el precio justo. Además de esto, es muy importante que sepamos decir que no cuando una oferta no nos convenga, ya que al aceptarla estaríamos irrespetando nuestro propio trabajo.

Para saber cuánto cobrar por asesoría o trabajo, debemos ser sinceros con nosotros mismos y lo que buscamos, siendo honestos también con los clientes, de manera que la relación siempre sea conveniente para ambas partes. ¿Quieres aprender a cobrar lo justo por tu trabajo? ¡Ten en cuenta nuestros consejos!

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.