4 MITOS sobre la VIRGINIDAD: Mentiras creadas para SOMETER y CONTROLAR a las MUJERES

Desde nuestra niñez se nos ha convencido de que perder la virginidad está relacionado con la penetración vaginal únicamente, así como nos advierten de que se sangra al perder la virginidad; sin embargo, éstas no son más que falacias que ayudan a someter y controlar a las mujeres ante el ejercicio de su sexualidad. Dicho esto, hoy desmentiremos los mitos sobre la virginidad. ¡Sigan leyendo!

¿Cuáles son los mitos sobre la virginidad que desmentiremos?

Culturalmente hablando, se cree que ser virgen solo está relacionado con la penetración vaginal y que la virginidad es un bien preciado que solo las mujeres deben conservar hasta el día de su matrimonio; colmando de dudas la mente de las jovencitas y evitando que disfruten libremente de su sexualidad.

Por lo general, se dice que la “primera vez” de la chica debe ser especial y que debe escoger muy bien al chico, ya que es un evento que la marcará para toda la vida. Y, dicho sea de paso, si no escoge bien al chico, éste simplemente se aprovechará de ella y la dejará. Así como éstas mentiras, existen otras que son incluso más graves, y han sido utilizadas para someter y controlar a las mujeres en sus decisiones sexuales.

Es curioso mencionar que, la mayoría de las personas afirma que se puede tener sexo oral o anal sin dejar de ser virgen. Pero al momento de tener sexo vaginal, el “honor” se pierde completamente.

Además, también se piensa que el himen es una membrana delgada que se rompe al tener relaciones sexuales, lo que sería un indicativo fuerte de que la chica ha perdido su virginidad. Nada más alejado de la realidad. ¿Por qué? Porque la función del himen es proteger a la vagina durante su niñez; en el momento en que la chica comienza a experimentar su ciclo menstrual, ésta membrana comienza a desgastarse hasta que se rompe sola.

Teniendo en cuenta esta predilección hacia la penetración vaginal y la función del himen, hoy haremos una pequeña lista que aclarará cuestiones como si se sangra al perder la virginidad o si se deja de ser virgen al usar tampones. Veamos algunos mitos sobre la virginidad:

Usar tampones romperá el himen

Según las doctoras Nina Brochmann y Ellen Stokken, el himen es completamente flexible y puede adaptarse a cuerpos extraños dentro de la vagina. Dicho esto, es posible que se rompa al hacer una mala manipulación del tampón, pero lo más común es que se mantenga intacto durante su uso hasta que se pierda naturalmente.

Se sangra al perder la virginidad

Algunas mujeres pueden presentar un leve sangrado si la experiencia sexual coincide con el momento de mayor daño del himen, o si el acto es muy agresivo; sin embargo, la mayoría de las chicas no presenta ningún tipo de sangrado, ni en su primera vez ni nunca.

Todo lo relacionado con la penetración vaginal duele

Todas las generaciones cuentan historias de cuán dolorosa es la primera vez; no obstante, esto está relacionado con la forma en la que se tienen relaciones sexuales, que con el mito de la virginidad. Por lo general, la penetración vaginal no duele, aunque sí puede causar una molestia al ser una experiencia nueva.

Además, el miedo es un factor relevante en la experiencia, ya que al sentirse inquietas, temerosas e inseguras, los músculos vaginales se contraen de forma automática. Dicho esto, es importante recordar que la vagina es una de las partes más flexibles de la mujer y se adapta al tamaño del pene o juguete al instante.

Masturbarse nos hace menos vírgenes

Creer que usar un juguete sexual o que la pareja las masturbe las hará perder la virginidad es otro mito que ha tomado fuerza desde que el mercado erótico llegó para establecerse. Teniendo en cuenta que los mejores orgasmos se suelen dar estimulando el clítoris, la penetración vaginal no tiene protagonismo. Y aunque sí la tuviera, lo cierto es que no tiene nada que ver la masturbación con la virginidad.

Lamentablemente, la historia nos muestra que someter y controlar a las mujeres es el hobby principal de muchas culturas, y que es una costumbre que las chicas se mantengan “puras” y “vírgenes”, mientras los hombres hacen lo que quieran con su miembro. No obstante, ser “virgen” es solo un concepto inventado por un sistema bastante obsoleto, chapado a la antigua y a veces muy machista.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.