[Tu MENTE EXPLOTARÁ] NUEVOS PANELES SOLARES Revolucionarios Son diseñados a base de ALGAS MARINAS

Una realidad que no podemos dejar a un lado es que las nuevas generaciones no dejan de sorprendernos con sus innovaciones, y que los paneles solares no han sido olvidados a través del tiempo; al contrario, todavía se siguen realizando investigaciones para mejorar su tecnología y encontrar una fuente de energía renovable mucho más fructífera y efectiva que la convencional.

Es así como un joven mexicano se ha convertido en una de las 35 mentes innovadoras de Latinoamérica, gracias al diseño de un biopanel creado a base de algas marinas, que puede generar incluso más potencia que la energía solar. Se trata de un invento revolucionario, tanto para la tecnología como para el mercado.

¿De qué trata la nueva tecnología de biopaneles con algas marinas?

Las algas marinas siempre han sido parte del paisaje marino y la mayoría de las personas no les prestan demasiada atención al verlas; sin embargo, recientes investigaciones la han señalado como una buena alternativa para la producción de energías limpias, gracias a sus propiedades.

Esta es la base de la investigación de Adán Ramírez, el joven mexicano de 23 años que no solo ha diseñado los nuevos paneles solares, también fue premiado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts por su innovación. Ahora bien, ¿Qué se sabe sobre estos biopaneles inteligentes?

Entre las características principales de los paneles, destaca el hecho de que producen una cantidad mayor y más eficiente de energía limpia, la combinación de nanopartículas de carbono y microalgas hace que no se generen residuos y, a través de la fotosíntesis, las algas captan el CO2 y generan oxígeno. Además, pueden generar tanto energía eléctrica como energía calórica.

Ya que las algas captan la energía solar y las nanopartículas toman la radiación y la convierten en energía limpia, se puede decir que su funcionamiento es sencillo. Así mismo, pueden ser colocadas en cualquier parte del exterior; de hecho, son muchos los que están implementando los biopaneles como ventanales, debido a su belleza y resistencia.

En palabras de Ramírez, los paneles producen un 30% más de energía, limpian y oxigenan el aire, son adaptables debido a su forma triangular, son inteligentes y auto sustentables debido a las tecnologías y software con el que han sido creados.

Aunque el premio lo ha ganado el joven Adán, lo cierto es que la idea fue concebida y estructurada en conjunto con otros tres compañeros, todos estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de México en la Facultad de Ciencias y bajo la asesoría del profesor Miguel Mayorga. Gracias a esto, los jóvenes han abierto su propia empresa, Greenfluicis, y ya comercializan los biopaneles.

Sin duda alguna, nos encontramos frente a una tecnología que no solo ofrece una nueva fuente de energía renovable, también revoluciona el mercado de las energías limpias, y es posible que sea distribuida a diferentes países en poco tiempo, posicionándose como la mejor alternativa del momento. ¡Gracias Adán!

¿Qué otra nueva fuente de energía renovable podría ser desarrollada?

Aparte de las algas marinas, el mar nos ha ofrecido otra excelente alternativa de energía, por lo que esta no es la única alternativa que se encuentra bajo estudio constante y reciente; sorprendentemente, las medusas son las siguientes candidatas para convertirse en una nueva opción para el desarrollo de la energía.

Debido a la pesca indiscriminada de los depredadores naturales de las medusas y a su resistencia a la contaminación del agua, su población se ha duplicado considerablemente y han comenzado a causar estragos en varias zonas del mundo. Como solución, se ha estudiado a las medusas como nueva alternativa para la captación de energía solar.

La proteína verde luminosa de una variedad de especies sería la solución, la cual podría ser transformada en pintura de clorofila y aplicada en superficies absorbentes, y sería totalmente ecológico; al contrario, podría ofrecer incluso mucho más energía que los paneles solares convencionales.

Esta energía se ha denominado como biosolar y se sigue estudiando la posibilidad de ser aplicada en los próximos años; de hecho, varios científicos que se encuentran realizando las respectivas pruebas en la actualidad. De ofrecer resultados positivos, puede que nos encontremos ante otra fuente de energía renovable, aparte de las algas, como alternativa a los paneles que no son nada renovables y suelen ser costosos.

Es muy probable que conozcamos a mentes tan o más inteligentes como la del joven Adán y sus compañeros, quienes tendrán la iniciativa de crear, diseñar e renovar en diversos estudios y así, darle una nueva oportunidad al planeta para renovarse y mantenerse de forma natural. Esperemos que los nuevos inventos sean tan interesantes y eficaces como estos biopaneles.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.