PLACER para CHICAS: ¿Todas LAS MUJERES pueden Tener un ORGASMO CERVICAL?

Conocer y reconocer el cérvix es parte fundamental del autoconocimiento y de las búsqueda del placer femenino, sin contar que es el detonante del orgasmo cervical. Aunque se dice que no todas las mujeres pueden tener un orgasmo cervical, el primer paso para comprobarlo es hallar un gusto placentero en la estimulación del cérvix o cuello del útero. Sigan leyendo para saber más al respecto.

Estimulación del cérvix o cuello del útero, el primer paso hacia el orgasmo cervical

La autoexploración ayuda a conocer y reconocer el cérvix y otras zonas erógenas desconocidas que podrían amenizar los encuentros sexuales; dicho esto, son muchas las mujeres que nunca habían escuchado sobre el término “orgasmo cervical”, y mucho menos sabían como funciona la estimulación en esta interesante zona.

En primer lugar, este orgasmo se alcanza de forma diferente al clitoriano, ya que se trata de una zona que puede llegar a ser un poco molesta o dolorosa al tacto, además de que la penetración es completamente necesaria para alcanzarlo. La forma del cérvix es similar a la de una O, con unos 3 centímetros de diámetro y se siente completamente carnoso.

Para alcanzar el orgasmo, es necesaria la estimulación del cérvix o cuello del útero directamente, por lo que es importante saber dónde se encuentra ubicado: entre la vagina y el útero. Asimismo, es importante que la chica cuente con una vagina fuerte; es decir, con musculatura fortalecida en esa zona.

Se cree que todas las mujeres pueden tener un orgasmo cervical, pero lo cierto es que se necesita estar completamente relajada, abierta y segura; ya que lo contrario impide el paso libre de las sensaciones.

Por si fuera poco, conocer y reconocer el cérvix implica saber que cambia mientras la mujer experimenta su siclo menstrual, por lo que la firmeza, posición y tacto pueden ser muy diferentes. Para ello, los especialistas recomiendan estimularlo los días previos o posteriores al sangrado, ya que el cuello del útero se encontrará un poco más bajo que de costumbre y será más fácil ubicarlo y estimularlo.

Dicho todo esto, es importante tener en cuenta que la estimulación del cérvix o cuello del útero debe ser delicada, bien sea con los dedos o con la ayuda de un juguete sexual. De esta manera, aseguramos un orgasmo cervical sin complicaciones ni momentos incómodos que arruinarían el final feliz.

No se queden con las ganas de comprobar si todas las mujeres pueden tener un orgasmo cervical o si, por el contrario, es algo especial y único en el mundo. ¿Se atreven a probarlo?

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.