¡Podemos retrasar el envejecimiento si logramos viajar a la velocidad de la luz!

Cuando hablamos de tiempo, espacio y luz, automáticamente lo relacionamos con el espacio sideral, este no es más que la atmósfera, planetas, meteoritos y todo aquello que compone la galaxia, permitiendo ser un espacio poco explorado por el hombre; no obstante la ciencia día tras día estudia distintas posibilidades de cubrir la mayor parte de este sistema. Constantemente los expertos ponen en órbita satélites rastreadores de las distintas señales de posible vida, en los variantes planetas que conforma nuestro espacio.

Si hablamos pues de retrasar el envejecimiento en la vida, no significa que los astronautas o los científicos que estudian el espacio sideral no envejecen, pues no es así. Simplemente tratamos que comprendan que existen años luz, los cuales son distintos a los años de vida terrestre. Por ejemplo, cuando en la tierra pasan 50 años de vida terrenal, en órbita son aproximadamente 10 años nada más, esto influye que una persona por motivos de exploración viaja a la luna a realizar descubrimientos, tarda menos tiempo en realizar sus labores que las personas que quedamos en Tierra realizando el trabajo cotidiano.

Podemos realmente retrasar el envejecimiento de la piel, Viajando al espacio

Existe una paradoja de los gemelos idénticos, y la definimos de la siguiente manera para explicar mejor el sistema de cómo retrasar el envejecimiento de la piel en personas. La explicamos así; La NASA tiene 2 astronautas gemelos o idénticos, los cuales le dividen las tareas explorativas y conocimiento, a uno lo eligen para realizar el viaje explorativo al sistema sideral en un cohete a máxima velocidad, mientras que su gemelo o personaje idéntico quedó en la Tierra realizando todas las actividades del control de la nave y ruta a recorrer. Una vez terminada la misión, cuando regresa el que está en el viaje suele ser más joven que su gemelo el cual permaneció en la Tierra.

Todo este proceso increíble ocurre en la atmósfera, todo sucede por años luz y no por años terrestres, este último suele tener 12 meses cada año, los mismos están compuestos por 30 días, a su vez el día tiene 24 horas y así va la cuenta, siendo totalmente distinto en el espacio. Viajar a la velocidad de la luz es algo difícil de explicar, pero los científicos monitorean constantemente cada cambio que el espacio realiza. Existen exoplanetas situados entre 10 o 50 años luz de la Tierra donde una hora de vida en ese planeta equivale a siete horas de vida en la Tierra, es decir, allá aunque vivimos más rápido, el envejecimiento no se da igual.

Un astronauta envejece según los estudios realizados y comprobados, un 0.007 segundos menos en un lapso de 6 meses que las personas comunes que viven en la Tierra, este fenómeno se da a su experiencia vivida a través de los viajes que realiza en la atmósfera, además se le suma la extraordinaria calidad de vida y salud que estos personajes poseen. Muchos desde que somos pequeñines soñamos con ser astronautas, pero son pocos los que alcanzan tal éxito. En cada viaje que estos héroes del espacio ejecutan, aportan sin ser su prioridad, retrasar el envejecimiento tanto de su cuerpo como su piel.

En resumen general, viajar a la velocidad de la luz encapsulados en un cohete de seguro retrasamos el envejecimiento, ya que está científicamente comprobado que las horas en el espacio sideral pasan más rápido que en la Tierra y esto nos favorece en cuánto al tiempo en la Tierra. Mientras los que quedan en la Tierra envejecen y los viajeros del tiempo siguen siendo jóvenes, saludables y atractivos. Así pues, que todos a seguir intentando ser astronautas para seguir gratamente jóvenes y saludables.

Dianorah Chacin

Soy Dianorah, mujer soñadora y Redactora de Contenidos Freelancer. Amplio conocimiento en el mundo de la psicología y motivación personal para la superación de adversidades de la vida cotidiana.