¿Portales hacia el universo oscuro? La antimateria podría ser la responsable

Los físicos no se detienen en cuanto a sus estudios y hace un tiempo se determinó que la antimateria, tal y como se conoce hoy, es una sustancia peculiar que desaparece al entrar en contacto con la materia normal, creando un estallido de energía que podría crear un agujero negro.

Sin embargo, esto no termina aquí, ya que recientes estudios dan a entender que esta sustancia podría causar la aparición de portales hacia el universo oscuro, por lo que varios laboratorios que se dedican a estudiarla, como el CERN, se preparan actualmente para hacer posible un estudio mucho más amplio y su transporte.

Hipótesis sobre la creación de un portal hacia el universo oscuro

En la física de partículas, la antimateria es considerada como el alter ego de la materia común, dado que cada partícula existente en el universo posee un par idéntico, pero con una carga eléctrica opuesta (positivos y negativos). Aunque esta sustancia no es muy rara, ya que existe en los procesos de desintegración atómica, se sabe que existe en menor cantidad en comparación con la materia normal.

Recientemente, unos estudios publicados en Nature se han basado en encontrar la relación del alter ego de la materia con la materia oscura, ya que en anteriores casos no se habían encontrado resultados muy alentadores, debido a que solo se utilizaron sondas de materia común.

Para conocer la estructura del universo, se realizaron diversos estudios que determinaron que en el se encuentra la materia oscura, la cual entra en interacción con la materia común a través de las leyes de la gravedad; no obstante, todo esto queda en simples hipótesis, ya que no existe ninguna prueba de dicha interacción. Gracias a esto, se sigue intentando encontrar axiones, que se presume son partículas de materia oscura.

Debido a un inconveniente conocido como “el problema CP fuerte”, los axiones fueron postulados como primera solución para su explicación, para luego proponerlo nuevamente como explicación a la masa adicional existente en el universo, y que podría llevarnos hacia el universo oscuro.

Investigadores de Japón, Suiza, Estados Unidos y Alemania se unieron para estudiar esta posibilidad en el CERN, utilizando los datos obtenidos anteriormente en el Experimento de Simetria Baryon-AntiBaryon. Ralentizando los antiprotones e investigando sobre su hipotética interacción con los axiones, se podría cambiar la forma en la que los primeros giran, ofreciendo más posibilidades sobre la creación de un agujero negro.

A pesar de los esfuerzos, los científicos aún no han comprobado la existencia de los axiones, aunque no se descartan las hipótesis mencionadas y se espera que, en un futuro no muy lejano, se puedan identificar las propiedades de la materia oscura. El físico del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore de Nature, Gianpolo Carosi, cree firmemente que los estudios a futuro, podrían ofrecer pruebas reales de una interacción axión-antiprotón.

El CERN estudia el transporte de antimateria sin descanso

Antes mencionamos que la antimateria era una sustancia bastante difícil de estudiar, ya que la interacción entre esta y la materia común produce una desaparición mutua; no obstante, esto no ha sido limitante para determinar una de sus características fundamentales: la carga eléctrica de las antipartículas es opuesta a las de las partículas. Un ejemplo de ello son los positrones, similares a los electrones, pero con carga positiva.

Así mismo, también se ha determinado que el alter ego de la materia se crea a través de diversos fenómenos, como los que suceden en los cinturones de Van Allen, en los rayos gamma, en el plasma de un agujero negro y en las estrellas de neutrones; pero estas cantidades no son de larga duración, por lo que desaparecen antes de poderse realizar estudios profundos.

Gracias a esto, el CERN se ha puesto en marcha desde 1995 para estudiar la creación y estabilidad de las antipartículas, logrando conservarlas por un espacio corto de tiempo en contenedores con campos magnéticos. Pero las investigaciones no terminan aquí, ya que el acelerador de antiprotones ha propuesto el proyecto PUMA: antiProton Unstable Matter Annihilation.

Para darles oportunidad a los investigadores para que puedan realizar las pruebas pertinentes y determinar qué tan cerca se encuentran del universo oscuro, así como muchas otras características, el objetivo del proyecto PUMA es permitir el transporte de antimateria hacia otros laboratorios.

¿Cómo planean lograrlo? Diseñando una trampa que pueda retener millones de partículas en un contenedor sellado al vacío, el cual utilizará campos magnéticos y eléctricos para evitar el contacto de las antipartículas con las paredes del contenedor, y tendrá una temperatura de 0° para que se mantengan estabilizadas.

La primera prueba será almacenar miles de antiprotones en el contendor durante varias semanas, y si esta experiencia es positiva, se pasará a transportarlos a otros laboratorios dentro del mismo CERN. De ser todo un éxito, podríamos estar frente a la creación y transporte de una de las sustancias más caras y peligrosas del universo, pero una de las más interesantes y aún desconocidas a plenitud.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.