Productividad personal: Los teléfonos nos hacen más eficientes en el trabajo

A pesar del estigma que supone el manejo de redes sociales en el trabajo, hoy en día son muchas las empresas que permiten que sus empleados las utilicen sin problemas. ¿Por qué está sucediendo esto? Todo apunta hacia la productividad personal y laboral del equipo de trabajo.

Existen diversas soluciones tecnológicas para empleados que aumentan la fuerza laboral, como el uso de diversas plataformas digitales para organizar el trabajo. Gracias a esto, usar las redes sociales en el trabajo es algo bastante común; de hecho, significan una gran ventaja para las empresas del momento. ¿Conoces las herramientas y consejos para ser una persona productiva usando redes? ¿No? ¡Continúa leyendo!

¿Cuáles son las ventajas del manejo de redes sociales en el trabajo?

Debido a las grandes actualizaciones que han afectado de diferente forma al mundo y nuestra vida cotidiana, actualmente podemos escoger entre muchas soluciones tecnológicas para empleados, desde las aplicaciones que nos mantienen constantemente en comunicación con otros, como las que nos facilitan las tareas diarias.

La digitalización de los servicios está a la orden del día y aunque las páginas web no han pasado de moda, lo que mueve al mundo ahora es la publicidad realizada a través de las redes sociales, ya sea desde los perfiles personales como los de empresa. Pero, ¿estamos realmente aumentando la productividad o solo la disminuimos?

Diversos estudios han llegado a una interesante conclusión: el manejo de redes sociales en el trabajo, de la forma correcta, aporta muchos beneficios personales al trabajador y comerciales a la misma empresa, aumentando así la productividad en general. Entre estos beneficios, tenemos los más resaltantes:

  • Permiten la comunicación efectiva: Las aplicaciones predilectas para mantener el contacto entre los diferentes equipos de trabajo son las redes sociales, ya que permiten informar de todo lo que sucede dentro y fuera del ambiente laboral.
  • Favorecen la promoción de servicios: Gracias al alcance y potencia de estas aplicaciones y su internacionalismo, las empresas pueden llegar a cada vez más clientes y proveedores con un mensaje que tarda solo segundos en llegar al remitente.
  • Ayudan al análisis de competencia: A través del uso de las redes sociales en el trabajo se puede conocer el estatus de la competencia, y pautar estrategias para superar la popularidad actual de la empresa analizando lo que otras marcas realizan “aquí y ahora”.
  • Mejoran la generación de ideas: Como las redes sociales nos permiten ver cuáles son las tendencias actuales en diversidad de temas, son ideales para hallar inspiración y conformar nuevas ideas en concordancia con la actualidad.
  • Renuevan la capacidad de atención: En momentos en los que los empleados sufren de un bloqueo de ideas, las redes sociales les ayudan a obtener el descanso y despeje necesarios, ya que enfocan su atención en otros temas y al volver al trabajo se encuentran mucho más frescos.

A pesar de todos estos beneficios, es importante reconocer y ser conscientes sobre el uso de estas aplicaciones; debido a que, como todo exceso, pueden generar una adicción descontrolada que no solo disminuiría la productividad personal, afectaría nuestro enfoque y rendimiento laboral.

Consejos para un uso correcto de las redes sociales en el trabajo

¿Qué empresa, en la actualidad, no posee un perfil en redes sociales? Ya sea en LinkedIn, Instagram, Twitter, Facebook, YouTube, WhatsApp, etc. Así mismo sucede los empleados de las empresas, cada uno cuenta con al menos una red social para estar comunicado y entretenerse.

A pesar de las ventajas antes mencionadas, la productividad personal de cada individuo se vería afectada negativamente si estos pasan demasiado tiempo inmersos en los diferentes feeds, es por eso que debemos ponernos límites sobre el uso de las redes sociales dentro de las oficinas. Como consejos para su uso correcto, tenemos:

  • Limitar su uso durante la jornada laboral: Aunque parece algo bastante obvio, algunas personas se pierden en la cantidad de publicaciones y se olvidan de sus responsabilidades. Para evitarlo, podemos acceder a las redes dos o tres veces al día.
  • Desactivar todo tipo de notificaciones: A todos nos gustan los memes y pasar un rato divertido, pero no podemos pasar el día usando las redes sociales en el trabajo. Tampoco debemos desactivar las notificaciones realmente importantes, como los correos electrónicos, el grupo de WhatsApp de la empresa, mensajes de familiares directos, etc.
  • Programar las publicaciones diarias si se es muy activo: Si manejamos la cuenta de la empresa o nuestra cuenta personal es bastante activa, tenemos a nuestra disposición varias aplicaciones y plataformas para programar post y liberarnos.
  • Guardar la información para leerla después: Si bien es cierto que internet tiene mucha información nutritiva, no podemos pasar todo el día leyendo todo lo que encontramos. Lo ideal es guardarlo para leerlo luego con más calma y en casa.

Muchas empresas han apostado por el manejo de redes sociales en el trabajo debido a muchos factores, y esta es una idea que se ha ido generalizando cada vez más, es por eso que no debemos abusar de la confianza que nos ofrecen nuestros jefes al darnos completa libertad. Las diferentes herramientas y consejos para ser una persona productiva a través de las redes sociales están al alcance de un clic.

Además, el enfoque de la mayoría de las soluciones tecnológicas para empleados está en la productividad, como Trello, Zoom, entre otras. Así que, ¿por qué no sacarle el mayor provecho? Solo debemos recordar que estas aplicaciones son nuestras aliadas, y que todo lo que queramos compartir seguirá estando allí cuando volvamos a acceder a ellas.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.