PROPUESTA ÚNICA DE VALOR: ¿Qué es y cómo hacer un modelo de negocio?

Una propuesta única de venta (PUV) nos ayuda a combinar las diferentes características de nuestro negocio, con la visión de una empresa en un mercado especifico. De esta manera, el resultado es un producto o servicio totalmente único, que al ser descubierto por los usuarios, los hace decidirse y convertirse en clientes.

Saber cómo hacer un modelo de negocio es fundamental para construir nuestro emprendimiento, así como para comenzar las campañas publicitarias del mismo, a fin de contar con una buena reputación que nos haga destacar. Hoy aprenderán cómo redactar una propuesta única de valor de forma correcta.

Propuesta única de venta: ¿Qué es y cómo crearla correctamente?

Para dar una definición sobre la propuesta única de venta o unique selling proposition, podemos decir que se trata de la base de todo negocio y que es aquello en lo que se fijan los clientes; es decir, esta propuesta debe llevar implícita una solución para un determinado problema o necesidad específica.

Dicha propuesta permite el crecimiento de las empresas debido a su capacidad de diferenciar cada producto/servicio con la competencia, por lo que no es necesario disminuir el precio de venta para atraer clientes. Esto se debe a que, cada cliente que adquiera lo que ofrecemos, lo hará porque los beneficios que obtendrá son equivalentes al costo a cancelar.

Es importante aclarar que, aunque el trato cordial y respetuoso es algo bienvenido, no se trata de un factor que nos haga destacar; ya que, a fin de cuentas, todos los negociantes y emprendedores deben ser amables con sus clientes y usuarios. En este sentido, también podemos anexar la calidad de lo que ofrecemos, debido a que se es algo implícito.

Dentro de la visión de la empresa se debe incluir lo que es importante para los clientes, así como las necesidades propias del emprendedor. Pero esto no es todo, ya que también existen otros factores, como el perfil del cliente ideal, la constante evolución, lo que identifica al negocio, etc.

Ahora bien, hoy en día existen 3 formas de destacar: Siendo superiores y convirtiéndonos en líderes en el mercado. Siendo económicos, pero esto requiere tener un gran volumen de venta, por lo que no es del todo rentable. O siendo originales, estableciendo nuevos estándares y enfocándonos en las necesidades de los clientes, más que en el propio mercado.

Antes de aprender cómo hacer un modelo de negocio efectivo, debemos considerar que nuestro emprendimiento debe estar enfocado en los clientes/usuarios, en sus necesidades, expectativas y problemas sin resolver. Una vez conocemos esto, se hace mucho más sencillo construir una excelente propuesta.

¿Cómo redactar una propuesta de negocio? Paso a paso

Ahora que tenemos en mente una idea tangible para redactarla y mostrarla al mundo, y definimos previamente lo que debería tener una propuesta única de venta efectiva, tan solo nos queda comenzar a plasmarla. Para ello, tenemos este paso a paso, veamos cómo puede ayudarnos:

  1. Crea: El primer paso consiste en crear una lista con todo aquello que deseamos ofrecer, pero no hablaremos de productos/servicios, sino de las ventajas que nuestro negocio aportará a los clientes. Por ejemplo: Ofrecer bebidas isotónicas que aporten vitaminas, minerales y electrolitos al cuerpo.
  2. Define: El segundo paso será definir a nuestro cliente ideal, ese que sí o sí adquirirá nuestro producto/servicio porque ha sido pensado justo para él, y le ofrece beneficios que quizá otras marcas no. Por ejemplo: Entrenadores deportivos, deportistas y personas fitness.
  3. Estudia: Continuaremos con el estudio de las competencias, teniendo en cuenta que probablemente no seamos el único emprendimiento con el mismo modelo de negocio en el mercado, y averiguando cuales son los posibles beneficios que no ofrecen. Por ejemplo: Marcas similares.
  4. Redacta: Por último, debemos saber cómo redactar una propuesta y esto lo haremos a modo de frase breve, un texto que llame la atención hacia nuestro producto/servicio, beneficios, marca, valores y demás características.

Ahora bien, es importante recordar que cada PUV depende también de la percepción de los clientes/usuarios, por lo que si esta no funciona las primeras semanas, no debemos temer en aceptar las fallas y comenzar una nueva propuesta.

¿Qué considerar en la visión de una empresa?

Cada emprendedor conoce muy bien su propio esfuerzo y el cariño que le imprime a sus productos/servicios; sin embargo, esto no siempre es suficiente. Es fundamental que logremos transmitir ese conocimiento a otros, sobre todo a aquellos que se convertirán en nuestros clientes, por lo que debemos contemplar también lo siguiente:

  • El motivo por el que deben adquirir lo que ofrecemos.
  • Explicar la propuesta de manera sencilla y contundente.
  • Cumplir las promesas que hacemos a los clientes.
  • Considerar todo lo relacionado a la rentabilidad.
  • Pensar también en nuestros propios deseos como empresa.
  • Los valores que le imprimimos al emprendimiento.
  • Despertar el interés sin ofender a otros.
  • Reforzar la propuesta con experiencia, personalidad, etc.
  • Aprender a comunicarnos efectiva y cordialmente.
  • Los beneficios propios del producto/servicio, y los de la marca, como:
    • Atención al cliente.
    • Contacto postventa.
    • Entregas gratuitas/a domicilio/inmediatas.
    • Mantenimiento incluido.
    • Consultorías.

La visión de una empresa, en muchas ocasiones, depende del emprendedor que se encuentra detrás de ella, por lo que no debemos dejar a un lado todo aquello que nos caracteriza y diferencia como personas. Al tener en cuenta todo esto, sabremos cómo hacer un modelo de negocio de la manera correcta y disfrutaremos el proceso.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.