PROPUESTA ÚNICA DE VALOR: ¿Qué es y Cómo Hacer Un MODELO de NEGOCIO?

Al momento de dar a conocer la idea de negocio de nuestro emprendimiento, lo ideal es que junto a ésta mostremos la propuesta única de venta o de valor; aquello que hace destacar a la misión y visión de una empresa, y que hace que los consumidores se sientan atraídos y conectados con la misma.

Ahora bien, aprender cómo redactar una propuesta de valor es fundamental para hacer llegar el mensaje correcto a todos, sobre todo a los potenciales consumidores que aún no conocen nuestra marca. Por eso, nuestro objetivo es enseñarles cómo hacer un modelo de negocio a través de esta propuesta, y todo lo que conlleva. ¿Preparados? ¡Continúen leyendo!

¿Qué necesitamos saber para crear una propuesta única de venta?

También conocido como PUV por sus siglas o Unique Selling Proposition, se trata de la forma en la que vemos y buscamos compartir nuestra idea de negocio al público, ya que es aquello en lo que los clientes se fijan desde el inicio. Por ejemplo, se trata de la solución a un problema común para una cierta cantidad de personas; es decir, lo que los atraerá y hará que vean nuestros productos/servicios como opción.

Además de esto, la propuesta única de venta nos permite diferenciarnos de otras empresas del mismo mercado, siempre y cuando utilicemos alguna de las 3 formas de destacar: la económica, la superior o la original. En la primera necesitaremos un gran volumen de ventas, en la segunda debemos convertirnos en líderes de mercado y en la última tendremos que establecer nuevos estándares; en cualquiera de las tres, además, debemos enfocarnos en las necesidades de nuestro público.

Ahora bien, al momento de trabajar en la misión y la visión de una empresa, es fundamental que incluyamos todo aquello que consideremos importante para los clientes y consumidores. Sin embargo, no es lo único, ya que también es importante que tengamos en cuenta nuestras necesidades como emprendedores, la evolución proyectada, la identificación del negocio, entre otras cosas.

Como la idea de negocio debe cubrir las expectativas, necesidades y preocupaciones de los consumidores, debemos indicarles a éstos lo que nuestros productos/servicios tienen para ofrecer, por lo que la comunicación efectiva es esencial. Por ejemplo, para saber cómo hacer un modelo de negocio, debemos transmitir a los clientes lo siguiente:

  • ¿Por qué motivo deben escogernos?
  • ¿Cuál es la propuesta que les ofrecemos?
  • ¿Qué promesas hacemos y cómo las cumpliremos?
  • ¿Por qué somos una marca rentable?
  • ¿Cuáles son nuestros deseos como empresa?
  • ¿Qué valores nos rigen?
  • ¿Cómo despertaremos su interés?
  • ¿Qué experiencias refuerzan la personalidad de nuestro negocio?
  • ¿Qué beneficios les ofrecen nuestros productos/servicios?
  • ¿Cuán importantes son para la empresa?
  • ¿Por qué la competencia no podrá imitarnos o superarnos?
  • ¿Cuáles problemas resolveremos y necesidades satisfaceremos?
  • ¿Qué emociones seremos capaces de transmitir?

Parecen muchas incógnitas para resolver, pero lo cierto es que no todos nuestros consumidores tendrán las mismas dudas ni estarán interesados en el mismo tema; por lo que debemos cubrir cualquier situación o pregunta hipotética que los haga desistir de confiar en nuestra empresa.

Paso a paso para aprender cómo redactar una propuesta única de valor

Para formular la propuesta y trasmitirla al público es necesario que nos hagamos unas cuantas preguntas previas, que nos ayudarán a definirnos y saber exactamente qué es lo que vamos a ofrecer. Entre estas preguntas están:

  • ¿Qué tipo de empresa creamos?
  • ¿A quiénes está enfocada?
  • ¿Qué problemas soluciona?
  • ¿Por qué somos la mejor opción?
  • ¿Qué beneficios ofrecemos?

Si nos fijamos un poco en estas 5 preguntas nos daremos cuenta de que son muy similares a lo que hablamos anteriormente, donde destacamos lo que la propuesta única de venta debe transmitir de forma efectiva. ¿Cómo podemos tenerlo claro? Con el siguiente paso a paso:

  1. Crear la idea: Lo primero que debemos hacer es tener en cuenta todo aquello que, como marca, deseamos ofrecerle al público. En este sentido, no debemos pensar en las características del producto/servicio, sino en lo que este significará para el cliente (mejora en salud, rentabilidad económica, facilitación de procesos, etc.).
  2. Definir al público: Una vez que sepamos qué vamos a ofrecer, debemos definir cual es el tipo de cliente ideal para nuestra idea de negocio. Existe una gran diversidad de consumidores, por lo que debemos centrarnos en las características que realmente nos importan (sexo, edad, ubicación, profesión, gustos, necesidades, etc.).
  3. Estudiar a la competencia: La competencia también es un punto fundamental, ya que sin ella no sabremos qué tan bien encaminados estamos. Si nuestra empresa puede ofrecer más de lo que la competencia ofrece, seremos la primera y única opción del público (mejor atención, entregas a domicilio, consultoría gratuita, etc.).
  4. Redactar la propuesta: Llegamos al paso donde nos preguntamos cómo redactar la propuesta; la respuesta es sencilla, debemos construir una frase corta que llame la atención del público, pero sin confundirla con un slogan. En esta frase podemos destacar alguna característica o beneficio de nuestra empresa o producto/servicio, algo que queramos destacar.

Para definir la misión y la visión de una empresa es importante que también tengamos una respuesta relacionada a estos mismos pasos, así como aquello que le da valor agregado a nuestra propia empresa. ¿Ya sabes entonces cómo hacer un modelo de negocio a través de la propuesta de valor? ¡Cuéntanos como lo has aplicado!

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.