¿Sabías que los gatos demuestran su amor con lenguaje emocional?

Debido a sus personalidades y actitudes cambiantes, las mascotas felinas suelen ser ideales para convivir en completa armonía para sus dueños, ya que les permite estar en total silencio o aprovechar sus necesidades sociales para jugar por horas; además de que demuestran su cariño muy poco, y cuando lo hacen es porque es sincero.

Otras personas piensan que el amor de gatos es algo inexistente, ya que estos felinos suelen ser antipáticos y les gusta actuar de forma independiente; sin embargo, diversos estudios han demostrado que se comunican a través de un lenguaje emocional complejo, donde pueden demostrar mucho más que amor.

¿El amor de gatos existe? Un nuevo estudio lo confirma

Para muchas personas, compartir con un minino es un gran placer, sobre todo para aquellos que han adoptado uno desde muy pequeño y han estado presente en todas sus etapas de crecimiento y maduración, creando un vínculo de cariño y complicidad sin igual entre un humano y su mascota.

A pesar de existir dicho vínculos, las personas suelen tener prejuicios hacia las mascotas felinas, tildándolos de insensibles y mal agradecidos por sus actitudes indiferentes; incluso muchos dueños que no logran conocer a fondo a su compañero, prefieren darlo en adopción al no poder entenderlo.

Ahora bien, para descifrar la incógnita sobre si el amor de gatos existe y si llegan realmente a querer a sus dueños, se publicó un estudio en el Current Biology sobre los felinos y sus actitudes, determinando que los mininos poseen ciertas habilidades cognitivas que los hacen similares a los bebés humanos.

Estas habilidades cognitivas los llevan a sentir aprecio por la persona que los cuida, alimenta y comparte su tiempo con ellos; de hecho, se cree que ven a sus dueños como un padre/madre y, en muchas ocasiones, buscan cuidar de sus dueños con un sentido protector muy marcado.

Así mismo, los felinos también tienen necesidades sociales que deben cubrir y que los impulsa a convivir con otros animales, con los humanos e, incluso, pueden sentir cuando alguien del núcleo familiar fallece o se encuentra fuera del hogar, y mostrando ansiedad en diversas situaciones. Del mismo modo, teniendo un temperamento y una personalidad propia, se debe tener en cuenta que cada gato es distinto y que pueden volverse más o menos cariñosos.

Sus sentimientos son demostrados a través de su propio lenguaje emocional, pero debido a la ignorancia sobre el comportamiento felino, la mayoría de las personas creen que son odiosos y menos sociables, cuando lo cierto es que solo muestran su cariño hacia nosotros de una forma reservada, por lo que debemos prestar más atención a sus comportamientos.

¿Quién no ha convivido con un minino que “le habla”? De hecho, se dice que los gatos se comunican con los humanos con su maullido, porque saben que no podemos entender el lenguaje silencioso que utilizan con otros felinos y animales, el cual es mucho más corporal de lo que notamos.

¿Cuál es el lenguaje emocional que usan los gatos para comunicarse?

La sociedad siempre ha considerado a las mascotas felinas como las menos preocupadas en nuestro bienestar e intereses, ya que han demostrado ser animales que prefieren vivir en solitario y suelen ser mucho más independientes que el “mejor amigo del hombre”.

No obstante, los mininos poseen toda la estructura cerebral y las necesidades sociales suficientes como para sentir todo tipo de emociones, incluyendo la alegría, la frustración, la ansiedad, los celos y el apego. Además, muchos gatos detestan sentirse completamente solos, o buscan a sus dueños a la hora de dormir para sentirse protegidos.

La mayor evidencia de sentimientos y amor de gatos sucede cuando una madre felina tiene descendencia, ya que no solo se muestran cuidadosas y protectoras con sus gatitos, también se vuelven afectivas, empáticas y aprensivas, con el objetivo de enseñarles a estos pequeños todo lo que necesitan para sobrevivir en el mundo.

Al aumentar las interacciones con los mininos, más muestras tendremos de su comunicación, tanto con sus dueños como con los otros miembros del hogar, amigos cercanos, desconocidos, etcétera. Un ejemplo de su complejo lenguaje y demostración de amor y confianza son:

  • Mostrarnos la pancita estando boca arriba.
  • Ronronearnos.
  • Parpadearnos seguido.
  • Golpeando su cabeza contra nuestro cuerpo haciendo leves toques.
  • Apoyando su cabeza en nosotros al momento de descansar.
  • Manteniendo la cola erguida y acariciarnos con ella al pasar cerca.
  • Dormir a nuestro lado.
  • Acicalarnos con su lengua.

Así mismo, no solo demuestran su amor o cariño a través de su lenguaje emocional, ya que los gatos suelen mostrar sus incomodidades también; un ejemplo de ello es cuando no se dejan acariciar, elevar del suelo o abrazar, y cuando pierden el apetito o el instinto de mantenerse limpios, siendo estos últimos indicadores de que algo no anda bien con su salud, ya sea físicamente o mental.

Debemos respetar su espacio personal y su territorio, sabiendo que son animales que conviven y actúan con independencia, y suelen ser agresivos ante las incomodidades. Además, debemos prestar más atención al comportamiento de los mininos y saber reconocer las señales antes mencionadas, ya que pueden sentir tantas emociones como los humanos, y suelen ser muy aprensivos.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.