¿Sabes Cuál es Tu PERFIL DE EMPRENDEDOR? ¡Descúbrelo AHORA y MARCA la DIFERENCIA!

El éxito al emprender depende mucho del perfil de emprendedor que tangamos y el provecho que podamos sacarle al mismo. En muchas ocasiones, la personalidad emprendedora no nace con nosotros, debemos desarrollarla con el tiempo.

Y qué mejor forma de hacerlo que conociendo el perfil de un emprendedor exitoso y cuál es, en general, la personalidad de una persona emprendedora.

¡Sigan leyendo para conocer más sobre la personalidad de un emprendedor!

Perfil de emprendedor: 4 tipos y sus especificaciones

Aunque existen al menos 10 tipos de personalidad emprendedora, lo cierto es que estas están muy relacionadas al perfil de un emprendedor exitoso específico. Dicho esto, veamos una explicación sobre los 4 perfiles generales:

Perfil técnico

Por lo general, se trata de una persona que se especializa en su profesión o vocación al extremo, por lo que busca estar actualizado con las últimas tendencias de su sector y le gusta continuar aprendiendo día con día. Gracias a esto, son parte fundamental en el emprendimiento, ya que aportan conocimiento al día sin perder tiempo.

Debido a su personalidad, también son personas que valoran la estabilidad, y prefieren los objetivos definidos y las instrucciones claras, por lo que pueden llegar a ser muy estrictos.

Por lo general, son personas que trabajan muy bien para sí mismos, pero lo hacer mucho mejor bajo la dirección de alguien más. Asimismo, les gusta entrar en mercados en expansión, donde puedan demostrar su potencial para innovar y crecer.

Este perfil es capaz de evolucionar a la personalidad de un emprendedor directivo, aunque puede ser difícil, ya que deben liberarse de la rigidez.

Perfil comercial

Aunque también tiene un alto nivel de especialización, suelen ser menos limitados, contando con una disposición al riesgo y a trabajar bajo diferentes acuerdos flexibles. Debido a esto, no están tan concentrados en la estabilidad financiera, prefieren enfocarse en ofrecer una buena experiencia a sus clientes y consumidores.

Dicho esto, tienen un gran dominio con las técnicas de venta, habilidades comerciales y capacidades de networking, siendo capaces de crear una buena relación entre ellos y los clientes y ellos y la competencia.

A pesar de estas buenas ventajas, suele ser una persona a la que el trabajo en equipo y la organización en conjunto no se le da muy bien, ya que es una persona independiente e individualista.

Asimismo, debe trabajar constantemente en afinar las habilidades relacionadas con el producto o servicio que ofrece para mantener la calidad. De lo contrario, no podrá mantener las expectativas generadas en un inicio.

Se trata de la personalidad de una persona emprendedora que puede avanzar muy rápido en su negocio; pero si se descuida, también puede perderlo todo igual de rápido.

Perfil directivo

Este perfil se encuentra por encima de los anteriores, siendo aquel que se encuentra en el puesto de líder y que puede manejar al equipo con presteza para definir y alcanzar una serie de objetivos. Por lo general, es el primero en ponerse a trabajar, por lo que es quien se encarga de escoger al equipo de trabajo, así como de formarlo, motivarlo y despedirlo si hace falta.

A estas personas les interesa más aprender a delegar y ser buenos líderes, antes que especializarse o arriesgarse, por lo que valoran mucho su gestión del tiempo.

La parte negativa de este perfil es que pueden llegar a ser muy pretenciosos, quitándole protagonismo y reconocimiento a su propio equipo de colaboradores. Esto lo lleva, en ocasiones, a fallar incluso cuando poseen un proyecto prometedor.

Aunque no se trata de involucionar, la persona que posee este perfil debe potenciar la parte técnica y comercial, de manera que sus proyectos no fallen desde ningún ángulo. Además, debe tener visión para apuntar cada vez más lejos.

Perfil auténtico

Se dice que este es el perfil de un emprendedor exitoso, ni más ni menos. ¿Por qué? Porque son los que nacieron con la vena emprendedora y tienen la facilidad de crear ideas de la nada y volverlas potenciales en poco tiempo. Su rasgo visionario les permite ver hacia el futuro y crear una estrategia ganadora.

Tienen muy buen olfato e intuición para los negocios, por lo que son capaces de descubrir oportunidades muy buenas, y encontrar los recursos necesarios para desarrollarlas. Además, asumen riesgos todo el tiempo, ya que pueden medir sus consecuencias fácilmente.

Por si fuera poco, tienen habilidades para tomar decisiones rápidas y en caliente, incluso cuando poseen poca información o deben resolver un problema inesperado. Y son muy perseverantes en lo que quieren lograr, por lo que tienen un compromiso personal bastante alto.

Dicho esto, este perfil necesita de los otros perfiles para poner en marcha el emprendimiento; sin embargo, no necesitan aprender a ser como ellos, necesitan aprender a sacar el mayor provecho de su conocimiento. Asimismo, no es el tipo de persona que se convierte en líder, pero es muy capaz de delegar con entera confianza y eficacia.

En general, cada perfil de emprendedor cuenta con características únicas; teniéndolas en cuenta y desarrollando las que consideremos que nos hacen falta, podremos contar con una personalidad emprendedora de éxito.

Habilidades y aptitudes de la personalidad de un emprendedor

Aunque emprender puede ser una experiencia muy enriquecedora, lo cierto es que también se trata de una experiencia regida por el sacrificio, el esfuerzo y el riesgo. Tener claro esto es muy importante, ya que no solo basta con tener una u otra personalidad de una persona emprendedora, es fundamental tener o desarrollar las siguientes habilidades y aptitudes:

  • Capacidad para innovar: Todo emprendimiento debe desligarse, en cierto modo, de lo clásico para comenzar a invertir en nuevas ideas. Esta habilidad para encontrar nuevas formas de usar las herramientas y los recursos llega a ser determinante para el éxito del emprendedor.
  • Menta abierta y creativa: Es importante tener la mente abierta para poder innovar y considerar las formas creativas de hacer las cosas. Esto lleva a la generación de ideas con un buen potencial.
  • Orientación comercial: Se trata de un tipo de visión que permite observar el entorno con una mirada hacia los negocios y las ideas que generen dinero.
  • Perfeccionismo e inconformismo: Por un lado, el emprendedor debe ser capaz de entregar un producto o servicio de calidad, sin bajar los estándares en ningún momento; y por el otro lado, también debe ser capaz de encontrar soluciones cada vez mejores y más optimas para los problemas.
  • Tolerancia a la frustración: Como dijimos, emprender conlleva muchos riesgos, sobre todo en el ámbito financiero; por ello, hay que ser tolerantes y tener un alto nivel de entendimiento para superar la frustración de una pérdida.
  • Capacidad para sacrificar y delegar: El perfil de un emprendedor exitoso requiere de alguien que tenga la seguridad de delegar a otros partes del trabajo; así como la confianza en que su sacrificio de hoy lo ayudará a tener un mejor futuro.
  • Espíritu de aventura: Para finalizar, como emprender puede ser toda una aventura desconocida y sin un resultado claro, es necesario contar con un espíritu impulsado por conocer y experimentar más allá de lo conocido.

Ahora que hemos mencionado todas estas habilidades, es importante aclarar que los emprendedores y los que están planeando emprender, no tienen que contar con cada una de éstas. Es decir, todo depende del perfil de emprendedor al que pertenezcan y las aptitudes que deseen desarrollar a lo largo de su experiencia.

Además, se dice que los secretos de la personalidad emprendedora son 5:

  1. El deseo de contribuir con el emprendimiento.
  2. El motivo que funciona como impulsor.
  3. La mentalidad de crecimiento y la capacidad de aprender.
  4. El desafío a las creencias limitantes y a la zona de confort.
  5. Y la mentalidad positiva y optimista.

La actitud de todo emprendedor debe estar relacionada con su deseo de lograr todos sus objetivos, por lo que debe confiar en el poder de su propia mente.

En resumen, la personalidad de un emprendedor es muy similar a la personalidad de cada persona; no obstante, están mucho más relacionadas al ámbito de los negocios. Por ello, es indispensable conocer un poco sobre los tipos y las habilidades comunes antes de lanzarse a iniciar un negocio. Y tú, ¿Qué tipo de perfil crees poseer?

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.