¿Sabes lo que PASARÍA si se DETONARAN todas las BOMBAS NUCLEARES del mundo?

¿Se han preguntado alguna vez cuál es el número de armas nucleares en el mundo? O ¿cuáles son las consecuencias de detonar bombas nucleares a la vez? Sea cual sea la respuesta a estas preguntas, lo cierto es que no es un panorama nada agradable.

Algunas personas conocen cuáles son los efectos de las armas nucleares una vez activadas, por lo que se hacen una idea de cómo será ese futuro del que hablamos. Dicho esto, la combinación de armas y bombas nucleares y su detonación podría generar la extinción de todas las especies del mundo. ¿Quieren saber más? ¡Sigan leyendo!

Consecuencias de detonar bombas nucleares en el mismo lugar y momento

La duda sobre qué pasaría si se unen todas las armas y bombas nucleares y se detonan a la vez es bastante común, sobre todo en aquellos que tienen una idea cercana a lo que pasaría o directamente saben que no es una buena idea. Veamos la respuesta definitiva, creada a través de cálculos reales e información de expertos en el tema:

Número de armas nucleares en el mundo

Actualmente, nuestro planeta cuenta con 15 mil armas nucleares: 7 mil de estas armas se encuentran en Estados Unidos y Rusia respectivamente, mientras que el resto están entre Francia, China, Reino Unido, Pakistán, India, Israel y Corea del Norte. ¿Cuál es la capacidad de destrucción real de cada una de ellas?

En la Tierra existen alrededor de 4500 ciudades y áreas urbanas con más o menos 100 mil habitantes cada una, aunque existen zonas de mayor población; dicho esto, se cree que se requieren al menos 3 bombas nucleares para arrasar completamente con una ciudad.

Es decir, todo el arsenal existente en el planeta sería suficiente para destruir todas las ciudades y asesinar a 3 millones de personas en un instante. De hecho, se cree que habría un excedente de unas 1500 armas nucleares en el mundo. En conclusión a su potencial, se tienen muchas bombas y estas pueden hacer mucho daño.

¿Y si unimos todas las armas y las detonamos?

Para este ejemplo nos ubicamos en la selva amazónica, una extensión bastante amplia de naturaleza. Si se apilan todas las armas y bombas nucleares en un mismo sitio, cabrían en un pequeño almacén. La cabeza nuclear de estas armas equivale a 200 mil toneladas de TNT, por lo que 15 mil cabezas nucleares equivaldrían 3 mil millones de toneladas de TNT.

Para entender mejor esta cantidad, si se apilan estas unidades de TNT como si se tratara de piezas de lego, se podría construir una réplica de la ciudad de Manhattan, con sus rascacielos incluidos. Y comparando su energía potencial, podemos utilizar el volcán de Krakatoa como ejemplo.

El volcán de Krakatoa, en el año 1883, tuvo la que sería la erupción más grande y violenta conocida de toda la historia. Gracias a su potencia se destruyó un 70% de su archipiélago, matando a miles de personas en un instante y generando lluvias de roca volcánica y tsunamis días después.

¿Recuerdan el pequeño almacén con 15 mil armas y bombas nucleares? Pues este lugar, es comparable con 15 veces la erupción volcánica de Krakatoa.

¿Qué ocurre si igualmente detonamos las bombas?

  • Lo primero, será que aparezca una bola de fuego de 50 kilómetros de diámetro, que vaporizará todo a su paso en segundos; creando una onda expansiva que arrase con 3 mil kilómetros cuadrados de selva. De hecho, en 250 kilómetros de distancia, todo ser vivo quedará reducido a cenizas.

  • Lo segundo, la onda expansiva se escucharía en todo el mundo, ya que la presión liberada hará que el sonido vaya y venga en repetidas ocasiones por varias semanas.

  • Lo tercero, habrá millones de toneladas de material incinerado que subirán a la atmósfera, creando una nube de ceniza que quedará atrapada en la estratosfera. Estas partículas se quedarán durante años en la atmósfera, bloqueando la entrada de la luz solar y provocando cambios drásticos de temperatura.

  • Lo cuarto, en lo que era la selva ahora se verá un cráter de al menos 10 kilómetros de diámetro, y a su alrededor se generará un incendio voraz que arrasará con toda sudamerica.

  • Lo quinto, el material radioactivo que quede en la zona comenzará esparcirse por la Tierra como una nube de gas, matando rápidamente a cada ser vivo cercano a la misma. Tanto la tierra alrededor del cráter como el espacio aéreo cercano al mismo se volverán inhabitables. Se provocará lluvia ácida y el índice de radioactividad crecerá exponencialmente, produciendo mucho más cáncer en las personas.

En pocas palabras, la selva amazónica será solo un recuerdo de la humanidad, y los países cercanos se verán bastante afectados. Sin embargo, las consecuencias de detonar bombas nucleares no importaría, y la vida humana en los demás continentes continuaría como siempre.

¿Qué pasa si detonamos más armas de las que existen actualmente?

Aunque la pregunta parezca increíble de creer, lo cierto es que más de uno ya ha pensado en ella. Ahora bien, si se extrae hasta la última gota de uranio del planeta para fabricar más armas; es decir, unos 35 millones de toneladas de material, se podrían construir unas 10 mil bombas como la de Hiroshima.

Digamos que, formamos un cubo de 3 kilómetros por lado con estas nuevas bombas, y las convertimos en una réplica de la misma potencia que poseía el meteorito que acabó con los dinosaurios, pero con el plus de ser nuclear. Usando el mismo ejemplo de la selva amazónica, estos serán los efectos de las armas nucleares masivas:

  1. Se generará una bola de fuego que se podrá ver desde cualquier país cercano de sudamérica, con una energía tan devastadora que el suelo se licuará, creando un cráter de 100 kilómetros de diámetro.

  2. La materia calcinada será catapultada a otros países del mundo, así como subirán a la atmósfera y se perderán en el espacio, aunque es posible que se estrellen contra las estaciones espaciales. No obstante, la mayoría será una lluvia de escombros incendiados que lograrán cambiar las temperaturas rápidamente, calcinando a diversas especies de animales y generando tormentas de fuego.

  3. Se sentirán grandes terremotos en todo el mundo, capaces de derrumbar edificios y liquidar una gran parte de la población. Parte de Sudamérica se verá afectada por vientos huracanados que, posteriormente, quemarán los bosques y selvas de la zona.

  4. La capa de ceniza en la atmósfera, junto con los hidrocarburos quemados en la selva amazónica, impedirán la entrada de los rayos del sol a la superficie, por lo que el mundo se verá afectado por temperaturas muy bajas, alcanzando el punto de congelación e inviernos prolongados.

  5. Existirá lluvia radioactiva que afectará a todo el planeta.

Consecuencias después de la extinción masiva

Gracias a los efectos de las armas nucleares, las personas que tengan la suerte de encontrarse en un búnker o un submarino serán las únicas supervivientes; aunque en su salida encontrarán un mundo calcinado, congelado y radioactivo. Después de millones de años del evento, es posible que la Tierra sane y que la vida florezca de nuevo.

Asimismo, si la vida inteligente logra sobrevivir lo suficiente, es posible que con excavaciones se encuentre una capa fina de roca que cubra a todo el planeta; y que cuyo interior estará formado por diversos elementos radioactivos, así como metales y plásticos derivados de la humanidad anterior. Posiblemente, estos descubrimientos no les dirán nada sobre el uso de las armas y bombas nucleares a la futura humanidad.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.