SARCO: La Nueva MÁQUINA DE SUICIDIO ASISTIDO Aprobada en Suiza 2022

Los métodos de eutanasia humana siempre han sido tabú entre la mayoría de las culturas, sobre todo las religiosas y conservadoras, por lo que la creación de una máquina de suicidio ha generado cierta controversia. Esta máquina no es más que la cápsula Sarco, diseñada por el médico australiano Philip Nitschke, la cual permite el suicidio asistido controlada por la persona que ha decidido acabar con su vida sin dolor. ¿Quieren saber más? ¡Continúen con nosotros!

¿Qué sabemos sobre la cápsula Sarco y su aprobación en Suiza?

Según las estadísticas, Suiza es uno de los 7 países con mayor índice de suicidios asistidos a lo largo de los años desde su legalización en su territorio; por lo que no es de extrañar que su gobierno ya haya aprobado la nueva máquina de suicidio, denominada como Sarco. En pocas palabras, se trata de una cápsula futurista que permite a una persona aplicarse el suicidio a sí misma, sin dolor ni mayor sufrimiento.

Para realizar el proceso es necesario que la persona se someta a un análisis psicológico que determine si está tomando la decisión conscientemente, a través de una prueba aplicada por inteligencia artificial dentro de la cápsula. Si aprueba, puede continuar con el siguiente paso; por el contrario, la máquina no se activará.

Ahora bien, el siguiente paso consiste en presionar un botón que se encuentra dentro de la cápsula Sarco, la cual permitirá la entrada de nitrógeno liquido dentro de la misma. Una vez inundada la cápsula, el oxigeno se reducirá progresivamente hasta que la persona quede inconsciente; posteriormente, entrará en un sueño profundo hasta que finalmente muera.

En caso de que la persona se arrepienta, a pesar de haber aprobado la prueba, la cápsula posee un botón de pánico que deberá ser presionado por el usuario. Una vez activado, una ventana de emergencia se abre de inmediato para darle paso al oxigeno hacia su interior. Por si fuera poco, existe otro botón que puede presionarse después de quedar inconsciente.

Además de su funcionamiento, también se debe destacar que la máquina de suicidio se puede fabricar por impresión 3D, descargando sus planos en internet y agregando el nitrógeno líquido, que se consigue sin prescripción y legalmente. Adicionalmente, el usuario puede remolcar la cápsula a cualquier parte que desee para decir su último adiós. En pocas palabras, el usuario es quien tiene el control hasta el último segundo.

La polémica sobre los métodos de eutanasia humana, como este, es gracias a los debates filosóficos, religiosos, éticos, morales e ideológicos que se generan alrededor de la decisión de suicidarse sin la existencia de una razón de causa mayor, como una enfermedad. Sin embargo, el doctor Nitschke defiende la postura de que se trata de una decisión individual y personal que debe ser respetada.

Dicho esto, Suiza ha decidido comenzar con las pruebas de las primeras cápsulas de suicidio asistido, ofreciendo así una nueva alternativa a los suecos que deseen terminar su vida con elegancia y estilo.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.