Un emprendedor proactivo es la señal de un emprendedor exitoso en la vida

Aunque no todas las personas la poseen la proactividad es una fortaleza, fundamental al momento de convertirnos en emprendedores, ya que es una actitud que nos hace aumentar nuestro desempeño. En pocas palabras, la proactividad empresaria es aquella que nos permite tener iniciativa y ofrecer una respuesta creativa ante diversas situaciones.

Asimismo, ser un individuo proactivo y reactivo tiene una diferencia esencial: mientras que el primero posee cierto grado de iniciativa para cambiar una situación, el segundo espera que las cosas se den a su favor y cambien por sí solas. Es por ello que siempre destaca lo que nos hace impulsar a otros; entre las características de una persona proactiva. ¡Sigan con nosotros para saber los secretos de la proactividad según autores!

Proactividad empresaria: ¿Qué es y cómo nos lleva al éxito?

Al comenzar este post mencionamos la definición de este concepto, quedando claro que la proactividad es una fortaleza que debemos fomentar si deseamos ser emprendedores de éxito. Sin embargo, se debe destacar que no se trata solo de iniciativa, también se trata de la responsabilidad y decisión con las que contamos para tomar dicha iniciativa y llevarla a cabo, entre muchas actitudes más.

La proactividad según autores puede tener muchos significados diferentes, ya que cada persona ofrece su propia interpretación basado en su percepción o experiencia; pero en líneas generales, un individuo proactivo se puede definir ampliamente como alguien que crea cambios beneficiosos para su entorno, que cree en su potencial y lo utiliza para anticiparse a los problemas.

¿Suena complicado? Pues, si enfocamos este concepto en la proactividad empresaria, un emprendedor que desea volverse exitoso no puede “quedarse sentado” esperando que el éxito lo alcance; es por ello que debe solucionar todas las eventualidades y mejorar para ser dominante en su mercado. No obstante, estas no son las únicas características de una persona proactiva.

El contraste entre proactivo y reactivo debe ser muy bien entendido para implementar este concepto en nuestra vida laboral; además, es importante que pensemos siempre a largo plazo y planteemos ideas que optimicen los métodos, siempre y cuando respetemos las opiniones de los demás involucrados. Asimismo, debemos actuar dentro de nuestro círculo de influencia; es decir, dentro de lo que podemos influenciar.

Una vez que mejoramos todo aquello que se escapa de nuestro control, solo queda hacer una cosa: innovar. Ya sea que ofrezcamos un producto/servicio nuevo, queramos disminuir el tiempo de producción o busquemos ser recordados con mayor facilidad entre los consumidores, siempre debemos creer en la inspiración así como en nosotros mismos.

Características de una persona proactiva, ¿qué necesitamos?

Es necesario contar con diversas características de una persona proactiva por que son de gran ayuda, ya que nos darán las habilidades suficientes para enfrentarnos a cualquier situación y encontrar el éxito que buscamos. Pero ¿cuáles son estas particularidades? Veámoslas a continuación:

  • Responsabilidad ante cada actitud y acción;
  • Control positivo de las emociones y sentimientos;
  • Curiosidad sobre la resolución de problemas y conflictos;
  • Capacidad de autocrítica y reflexión;
  • Creación de oportunidades y nuevas estrategias;
  • Adaptación objetiva a los cambios;
  • Decisión y determinación para cumplir objetivos;
  • Autoconocimiento sobre fortalezas, potencialidades y debilidades;
  • Expresión de opiniones y respeto ante nuevas ideas;
  • Firmeza a pesar de las adversidades;
  • Desafío y anticipación sobre el futuro;
  • Conversión de fracasos en impulsos productivos.

Parece una larga lista de características, pero lo cierto es que contamos con muchas de estas en nuestro día a día, aunque no nos consideremos como tal. Al identificar la existencia de estas particularidades en nuestra personalidad, será mucho más fácil aplicarlas y enfocarlas como proactividad empresaria.

Antes mencionamos sobre la importancia de reflexionar sobre ser proactivo y reactivo y tener siempre presente sus diferencias; ahora, hablaremos sobre la proactividad y el liderazgo. Aunque una persona proactiva posee habilidades que lo llevan fácilmente al liderazgo, no siempre es un requisito indispensable ser un líder para llevar a cabo su trabajo.

Lograr gestionar bien las estrategias y tomar decisiones efectivas es de vital importancia, participando activamente y sin descanso en pro al mejoramiento de nuestro emprendimiento.

Actualmente, las empresas buscan a personas que sepan que la proactividad es una fortaleza indispensable y que puedan mantener sus responsabilidades a tope, por lo que nuestro emprendimiento debe contar con el mismo perfil, de preferencia cumplido por nosotros mismos.

Así como la vida de cada individuo se puede ver afectada por la influencia de otras personas, cada empresa o marca personal se verá afectada por los consumidores, proveedores y demás personas que hacen posible su existencia. Debido a esto, debemos estar siempre preparados y dispuestos a enfrentarnos a lo que sea.

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Ingeniero Civil y Redactor Freelancer desde hace más de 2 años. Actualmente, me dedico a abrir mi propia marca de Marketing de Contenido y mi Blog personal, Diannuz Blog.