WEB 3.0: El INTERESANTE Y MISTERIOSO futuro del INTERNET está por llegar 2022

La evolución del internet hasta el 2021 es, sin duda alguna, más sorprendente de lo estimado en su concepción. Gracias a esto y a todo lo que en la actualidad podemos hacer conectados a la red, muchos se preguntan cómo será el internet en 10 años, o incluso en menos tiempo.

Por suerte, el futuro del internet y las redes sociales no está nada lejos de ser una realidad; de hecho, actualmente hay información fidedigna sobre la Web 3.0 o Web3, algo que cambiará completamente la forma en la que conocemos y usamos el mundo digital y virtual. ¿Quieren saber más sobre ello? ¡Continúen con nosotros!

¿Cómo será el futuro del internet y las redes sociales?

Recordemos en primera instancia el significado de la Web 2.0, aquel ecosistema mundial en el que las redes sociales, los motores de búsqueda y el comercio electrónico se volvieron la prioridad de los usuarios y las empresas, un modelo que se ha mantenido hasta la actualidad y es lo que la mayoría de los jóvenes recuerda como único. Sin embargo, este provenía de la Web 1.0, en las que la estructura estática y que no permitía la interacción red-usuario era lo más común.

Ahora bien, no es un secreto que en los últimos años se ha criticado mucho la manera en la que la Web 2.0 intenta controlar a los usuarios a través de sus datos privados, por lo que algunos entendidos del tema piden que esta tecnología cambie y se vuelva descentralizada y exacta. Pues ¿Qué creen? De esto trata precisamente la web3.

Es decir, la Web 3.0 planea ser mucho más inteligente y semántica con respecto a la evolución del internet hasta el 2021; permitiendo una mayor organización de la información y una conexión íntima entre la vida real y la virtual. Asimismo, se espera que esta nueva tecnología permita la interacción de los usuarios con inteligencia artificial y machine learning, mientras que los datos personales se mantendrán ocultos.

Lamentablemente, esto podría entrar en conflicto con las redes sociales, donde todo el contenido compartido es controlado por sus dueños, en vez de los usuarios. Lo ideal sería promover una comunidad donde sean los mismos usuarios los que coloquen las reglas de contenido. Asimismo, también se podría crear una comunidad de proveedores de almacenamiento en base a ordenadores particulares, donde la información sea sostenida por diversos usuarios que puedan mantenerla activa, en caso de un suceso como la reciente caída de Facebook.

Por si fuera poco, gracias a los protocolos pensados para la Web 3.0 es posible que las transacciones con criptomonedas sean mucho más sencillas. Esto se puede evidenciar en la iniciativa del navegador web Brave, con su propia moneda BAT, la cual le ofrece al usuario la elección de ver publicidad. Si este escoge que sí, obtiene una mínima recompensa en tokens al verla. Teniendo en cuenta el auge de las criptodivisas, esto sería una ventaja de peso ante la red actual.

Entonces, si queremos saber como será el internet en 10 años, ya podemos darnos una ligera idea de lo que se viene; no obstante, es importante destacar que todos estos interesantes cambios no llegarán de un solo golpe, al contrario. Es posible que la transición sea un proceso lento, sobre todo porque habría que convencer a los miles de usuarios que tomen las riendas de su privacidad. ¿Les gustaría estar presentes en el futuro del internet y las redes sociales?

Diana Núñez

¡Hola! Mi nombre es Diana, soy Redactor Freelancer desde hace más de 3 años. Me especializo en varios temas, aunque mis preferencias se basan en temas de actualidad. Próximamente estaré en mi propia marca. Conoce más de mi trabajo en mi Portafolio.